Ética cristiana

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1237 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
ÉTICA CRISTIANA Y ESCOLÁSTICA
________________________________________
Oswaldo Roses *
Antes del cristianismo la cultura de Occidente era esencialmente greco-latina, es decir, politeísta, desconcentrada de una única voz u orden divino; así que los seres humanos la sentían de una forma más experimental, más “epicureísta”, más reveladora personalmente, más hacia una satisfacción o goce directoconcedido por unos dioses que representaban la naturaleza o que trabajaban en un conjunto armónico para perfeccionarla.
Sin embargo, el precristianismo o el idealismo de Platón ya se dirigía hacia un bien único, hacia un ideal que conllevaba una atención especial humana, hacia una estética que les suponía a todos una depuración de sus comportamientos, un camino, una dilección necesaria.Aristóteles se alimentó asimismo de eso y, con su espíritu universalista, con su consideración de que sólo un modo o modelo del saber conduce a los seres humanos a la felicidad, estableció la “Gran Ética”, un justo equilibro que… se ha de buscar, de proyectar ordenadamente hacia la sociedad.
Cuando se inició el cristianismo tal tótem ético, tal ontogenia universalista, ya se había sufragado por lamayoría de las escuelas o corrientes del pensamiento. El cristianismo, pues, pormenorizó en sus aspectos del sacrificio personal; por lo que ideó un ser humano, en ejemplaridad, unido a su dios único, perfecto, “irrebatible” teológicamente. Enfrente, el politeísmo tendería a desaparecer, se disgregaría por su falta poco a poco de fieles.
La causa cristiana, en efecto, significó una verdaderaunificación de los pueblos y, además, un auténtico “status” social e ideológico que los liberaba ante una misma condición igualitaria: todos eran susceptibles ante una determinación divina con respecto a su “ya” cercanía, con respecto a su “ya” acción directa o fielmente protectora,
En adelante, con esa coyuntura, por mor de la fe cristiana, se constituyó la escolástica para vencer mediante laeducación al escepticismo. Así que, en el fondo, debe entenderse como modelo educativo o como su adoctrinamiento excusando o sobrevalorando la fe por encima de la razón –pero sin negarla-, esto es, armonizando la relación fe-razón, sí, instituyendo la ética sobre tal base.
Por eso, San Agustín no dudó en guiarse por unas referencias racionales o filosóficas interpretando a Platón: el bien deseado dePlatón sería el “preciso” que ofrece Dios; Santo Tomás, por su parte, adaptando al cristianismo las ideas de Aristóteles; Abelardo, por su parte, desarrollando el carácter dialéctico de la teología en su obra “Sic et Non”.
Pero, veamos, la escolástica no se desarrolló sólo en los monasterios, sino que se extralimitó como enseñanza tendenciosa durante toda la Edad Media (incluso antes, por lapatrística latina, por San Agustín). La escolástica correspondía, “per se”, a las doctrinas éticas cristianas que inculcaban una serie –no poco extensa- de eruditos teológicos, unas veces en monasterios, otras veces en escuelas –o en cualquier manifestación lectiva o dialéctica-.
Así pues, incidió –ininterrumpidamente- como “diseñadora” y propulsora de la filosofía cristiana, este era su fin: el servira la fe, pero atendiendo a que congeniara con el “pensar”, con la razón.
San Agustín pretendió entonces esa unificación. Para él, el alma es un reflejo de la Trinidad y, sus facultades de memoria, entendimiento y voluntad, la reflejan; también, para él, el mal consiste en no “adherirse a Dios” y, por ello, asentó una ética, la del “ordo amoris”: el amor –el bien de Dios- debe ser amado conorden y sólo este “amar con orden” –intuyendo el orden- es la Virtud, tal dilección.
Luego, Santo Tomás, condicionó la razón o la ley natural (el derecho natural) a la ley positiva (derecho positivo) en tanto que “Los principios comunes de la ley natural no pueden ser aplicados del mismo modo a todos los hombres, por la gran variedad de los asuntos humanos; y de aquí proviene la diversidad de...
tracking img