Úrsula domínguez

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (584 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
URSULA DOMINGUEZ

Úrsula Domínguez no conciliaba el sueño a pesar de su hamaca recién lavada -¿sería por eso?- siempre que la lavaba quedaba áspera aunque luciera iluminada de limpia. El asunto esque daba vueltas y vueltas y no se acomodaba. El calor sofocante la envolivía toda inflamándola de pensamientos ardientes así, sin piedad. Es más, en su desatino, culpó al mismísimo calor de sucondición nueva de mujer. Úrsula Domínguez. Su torso desnudo y cobrizo de niña descaminada, de india serrana, se estremecía agitado cubierto por finas perlas de sudor cristalino, ácido y dulce. El fastidiola echó de la hamaca. El contacto de sus pies descalzos con la tierra húmeda y fría del suelo, atizó su ansiedad electrizándola. Pasó una y mil veces las manos sobre sus muslos firmes y su pechoturgente se irguió herido, sediento de besos que imaginaba. La Selva. La selva era un lagarto gigante verde y fluorescente que la asfixiaba hasta hacerla perder la poca razón que conservaba. Los lamentosinflamados y melancólicos que llegaban de la espesura que la rodeaba celebraban la noche frenéticos, suspendidos en la nada, entre notas delirantes que le punzaban sus sentidos. La Selva. Florescínicas se abrían paso entre la maleza para mostrarse impúdicas, cargadas de aromas sensuales y de colores insólitos, festín de murciélagos ciegos y manjar de colibríes extraviados. El Cielo. La lunaoscilante se deleitaba en complicidad malsana iluminando golosa las copas de los árboles que se mecían anhelantes al ritmo que le marcaban los macacos en su danza orgiástica.
Úrsula Domínguez. La brisamarina palpaba su piel recorriéndola palmo a palmo, penetrando en todos los pliegues de su cuerpo buscando donde pasar la noche mientras su corazón desnudo mendigaba un pecho donde guarecerse. Nadieescuchaba sus ruegos desazonados y sordos, su boca no sabía esperar. Sus brazos como un nudo marinero aprisionaban sus ansias de ser explorada y descubierta, dispuesta a entregar sus tesoros largo...
tracking img