1312321213

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3356 palabras )
  • Descarga(s) : 6
  • Publicado : 1 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
*Y AHORA, ¿QUIÉN PODRÁ DEFENDERNOS?:
CD. JUÁREZ EN MANOS DEL CRIMEN.*

POR PAULINO ARREOLA ARREOLA
30 de julio de 2009.
Alguna vez existió una rara especie de investigadores privados ampliamente reconocidos por su comprobada capacidad para descubrir a los criminales y ponerlos tras las rejas. Incluso hubo series de televisión, películas y hasta dibujos animados que resaltaban lashabilidades que se deben poseer para dedicarse al difícil campo de la investigación criminal.
Recuerdo especialmente al famosísimo Columbo de los años 60´s del siglo XX, con su peculiar estilo caracterizado por vestir aquella típica gabardina y un aire de estúpido despistado que cualquiera dudaría de su capacidad para ser detective, con talentos tales que a partir de la mancha de carmín en unacopa de vino sobre la mesita de centro, por ejemplo, llegó a descubrir a la asesina de un empresario acaudalado.
Las interesantes series de televisión de Hawaii 5-0 y Misión: Imposible eran una clara muestra de las capacidades, dedicación y compromiso que los investigadores debían tener para dedicarse a descubrir y perseguir criminales.
Quién no recuerda a Manix, el elegante investigadorprivado, a Kojak el calvo que chupaba una paleta de fresa que parecía nunca acabarse, o al agente 07, llamado “Bond, James Bond”, quien se especializara en descubrir casos a escala mundial para salvar al mundo de los criminales de gran envergadura.
Hubo una gran cantidad de series famosas y películas de todo tipo como Barnaby Jones, Los Ángeles de Charlie, El hombre nuclear o el Six million dollarman, El Llanero Solitario, Las calles de San Francisco, Dan Tanna en Las Vegas, Quincy, etc.
En la literatura tenemos a Sherlock Holmes, el más grande investigador, que todo lo descubría de manera “elemental”, y sólo requería de un ayudante, el Sr. Watson.
En dibujos animados tenemos a grandes paladines de la justicia como: Batman y Robin, Superman, Linterna Verde, etc.
En México tuvimos aEl Santo, luchador profesional que en las películas resolvió incontables casos, incluso hasta llegó a atrapar, en compañía de Blue Demon, a algunos extraterrestres mal-nacidos y apestosos. Éstas y otras fueron películas o series de televisión en donde se mostraba la habilidad para ir tras los “malos” y hacerles pagar sus fechorías.
Lo que todos los investigadores mencionados y omitidos teníanen común es que se dedicaban a un caso a la vez, el cual acababan siempre resolviéndo, convirtiéndose así en casi superhéroes, aunque a algunos de ellos jamás se les reconoció apropiadamente.
En Ciudad Juárez, los detectives de aquel tipo ya no existen ni en la vida real ni en la fantasía, pues a diferencia de aquellos, ahora se debe resolver 1500 casos de ejecuciones por año, tan solo en estaciudad.
Me pregunto, amigo lector, ¿cuántos investigadores del gobierno (AFI1, CIPOL2, PM3, etc.) están actualmente trabajando para resolver las un mil ciento treinta (1130) ejecuciones que hasta el día de hoy han sucedido tan sólo en lo que va del año 2009 en ciudad Juárez, cuántas personas se están dedicando a resolver las un mil seiscientas (1600) ejecuciones del año de 2008 en esta ciudad?2730 ejecuciones en un año y medio en ciudad Juárez, al más puro estilo de las series de televisión antes mencionadas requerirían por lo menos 2730 personas en ciudad Juárez dedicadas a buscar, encontrar y poner tras las rejas a otros tantos criminales.
Es triste hacerlo notar, pero en ciudad Juárez, todos los encargados de buscar criminales están más preocupados por cuidarse ellos mismos queen cuidar al ciudadano común, pues el crimen organizado ha declarado abiertamente la guerra a todo tipo de autoridad legalmente constituida. Así, gran cantidad de personas, entre las que se encuentran el presidente de la república, el gobernador del estado, muchos presidentes municipales y jefes policiacos están amenazados, y a muchos de ellos ya les han cumplido la amenaza, ejecutándolos sin...
tracking img