2Da samuel - puntos sobresalientes

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1467 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 19 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
*** w02 15/5 pág. 18 párr. 1 Mostremos bondad amorosa a los necesitados ***
LA Palabra de Jehová Dios nos exhorta a amar “la bondad amorosa” y nos da razones para ello (Miqueas 6:8, nota). En primer lugar, “un hombre de bondad amorosa está tratando recompensadoramente con su propia alma” (Proverbios 11:17). ¡Cuánta verdad encierran estas palabras! Quien muestra bondad amorosa, o amor leal, forjarelaciones afectuosas y duraderas. Como consecuencia, tiene amigos leales, lo cual constituye una recompensa muy valiosa (Proverbios 18:24).
5 Comparemos el caso anterior con la hospitalidad del rey David a Mefibóset, el hijo de su amigo Jonatán. David le dijo: “Tú mismo comerás pan a mi mesa constantemente”, y le explicó la razón: “Sin falta ejerceré bondad amorosa para contigo por causa deJonatán tu padre” (2 Samuel 9:6, 7, 13). Con acierto se denomina bondad amorosa, no mera bondad, a la continua hospitalidad de David, pues fue una prueba de su lealtad a una relación establecida previamente (1 Samuel 18:3; 20:15, 42). Del mismo modo, los siervos de Dios de la actualidad son bondadosos con la humanidad en general, pero expresan continua bondad amorosa, o amor leal, a aquellos conquienes comparten una relación aprobada por Dios (Mateo 5:45; Gálatas 6:10). 20 Lo cierto es que hay ‘afligidos que claman por ayuda’ en todas las congregaciones cristianas, tal vez como consecuencia de la soledad, el desánimo, los sentimientos de inutilidad, los desengaños, alguna enfermedad grave o la muerte de un ser amado. Sea cual sea el motivo, todos estos queridos hermanos tienen necesidadesque podemos y debemos satisfacer mediante actos continuos de bondad amorosa (1 Tesalonicenses 5:14).
21 Por tanto, sigamos imitando a Jehová Dios, quien es “abundante en bondad amorosa” (Éxodo 34:6; Efesios 5:1). Podemos hacerlo si tomamos voluntariamente medidas específicas, sobre todo en favor de quienes están necesitados. Y sin duda honraremos a Jehová y sentiremos un gran gozo al ‘efectuar unoscon otros bondad amorosa’ (Zacarías 7:9).

*** w77 1/6 pág. 339 párr. 15 Cómo los censuradores sabios ayudan a los que yerran ***
15 La censura bíblica, pues, no es simplemente para avergonzar a alguien o expresar desaprobación de su mala acción, como puede ser en el caso de una reprensión. En vez de simplemente tratar de hacer que alguien cese de cometer alguna acción mala, el objetivo de lacensura es positivo, a saber, llegar al corazón de la persona y hacer que llegue a odiar ese mal. De modo que el ‘poner al descubierto’ la mala acción de un individuo no se hace simplemente para exponerlo, sino para ganarlo como hermano y tratar de evitar que se pierda de la congregación por hundirse más profundamente en el pecado.—Mat. 18:15, 16.
21 A diferencia de lo que sucedió en el caso dePedro, mucho tiempo antes de aquello el rey David necesitó que alguien lo censurara. Había cometido fechorías de una clase muy seria que resultaron en que otros salieran muy perjudicados. Sin embargo, no había admitido el error de su proceder y, en cambio, había buscado maneras de encubrir su mal proceder. Por esa razón Dios envió al profeta Natán para censurar a David. Natán hizo esto por medio deusar una vigorosa y gráfica ilustración que describía una situación paralela a la de David. Encolerizado por el egoísmo del hombre pintado en la ilustración de Natán, David condenó la cruel falta de compasión de aquel hombre. Entonces Natán sacudió a David al decir: “¡Tú mismo eres el hombre!” Al ver sus acciones como realmente eran, y comprendiendo y sintiendo vivamente lo ruines que en realidadhabían sido, ahora David se arrepintió. De no haberse arrepentido se hubiera hecho merecedor de la muerte, como él mismo había confesado.—2 Sam. 12:1-13.
22 En uno de sus salmos, David expresó la actitud apropiada para con la censura, al decir: “Si me golpeara el justo, sería una bondad amorosa; y si me censurara, sería aceite sobre la cabeza, que mi cabeza no querría rehusar.” (Sal. 141:5)...
tracking img