3 Banderas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 37 (9132 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
“Las tres banderas” del peronismo:
¿una agenda para el siglo XXI? 

Carlos Ciappina( 

“Por eso nosotros hemos luchado sin descanso para imponer la justicia social que suprimiera la miseria en medio de la abundancia; por eso hemos declarado y realizado la independencia económica que nos permitiera reconquistar lo perdido y crear unaArgentina para los argentinos, y por eso vivimos velando porque la soberanía de la patria sea inviolable mientras haya un argentino que pueda oponer su avance a toda prepotencia extranjera”.
J.D. Perón[1]
       

Proyecto Nacional, Estado Nacional, Identidad y Pensamiento Nacional, reestatización, nacionalización, son frases y palabras que han vuelto, no porque expresen una moda sinoporque constituyen, luego de treinta años de desestructuración de la nación, el retorno de ideas y símbolos que en su momento fundaron los principios de una República más justa y equitativa.

De ese acervo de ideas y experiencias que expresan los deseos y aspiraciones de la gran mayoría de los habitantes de la nación, proponemos también recuperar y actualizar las que se llamaron las tresbanderas del peronismo.

Todas las expresiones que constituyen la tradición nacional y popular serán, por lo tanto, valiosas en esta tarea de construcción de la nación, proponiendo que pasen precisamente de ser un acervo particular a constituirse en principios de carácter nacional y, a través del debate y la concientización, como programa o agenda de acción.  

A. Crítica a laconcepción global: la necesidad de un nosotros 

     Corren épocas de desideologización, donde todavía retumban los ecos del “fin de la historia”[2] y donde persiste la idea de un paraíso futuro donde el complejo teconológico-económico-comunicacional global[3] permitirá alcanzar el bienestar y la felicidad individual a cada uno de los habitantes del planeta.

     Hasta las miradasprofundas y críticas describen (sin anunciar salidas colectivas ni oposiciones) el carácter inmaterial, fugaz y etéreo de nuestra vida contemporánea, nuestra “vida líquida”[4], que no permitiría asentarnos en nada sólido, pues todo está sujeto a la volatilidad permanente (informativa, laboral, identitaria, emocional, y así sucesivamente…) de un mundo cada vez más globalizado.

La accióncolectiva, el deseo conciente de miles de seres humanos, sus tradiciones, escalas de  valores, experiencias socialmente construidas, quedarían, si atendiéramos a esta nueva realidad, en una penumbra que en el mejor de los casos refiera al folclore o a aquellos que se quedan aferrados al pasado parcializado y particular de sociedades atrasadas y perimidas.

Vuelve a aparecer, con un nuevoropaje, mejorada, corregida y aumentada la dicotomía progreso/civilización o barbarie.

¿Por qué vuelve a aparecer?: Porque no es nueva en nuestra historia:

Durante el siglo XVI Europa encarnaba la “civilización”. Desembarcada en América y el mundo de la mano de la conquista, la evangelización y los mercaderes ingleses, holandeses, portugueses, españoles y franceses, Europa postulabaque  las sociedades originarias debían convertirse (en el sentido integral de la palabra) a la nueva realidad olvidando sus cosmovisiones culturales y religiosas, su organización económica y política, en fin, ser otra cosa de lo que eran.

Los siglos XVIII y XIX vieron una nueva versión de esa dicotomía entre civilización y barbarie, pero esta vez encarnada en una nueva visión “Universal”:las luces y la ilustración que desembocaron en la Revolución Francesa y la instalación de un nuevo orden económico, político y social que Europa pretendía nuevamente único y civilizado. Para nosotros como latinoamericanos, significó, no sólo renegar de nuestras tradiciones aborígenes sino, y al mismo tiempo, de la hispánica, en tanto ambas representaban el “pasado”.

La concepción...
tracking img