39170105

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 183 (45662 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Surco

San Josemaría Escrivá de Balaguer

www.camino-neocatecumenal.org

PRESENTACION Ya en 1950, San Josemaría Escrivá de Balaguer prometía al lector, en el prólogo de la 7´ edición castellana de Camino, un nuevo encuentro en otro libro -Surco que pienso entregarte dentro de pocos meses (1). Este deseo del Fundador del Opus Dei se hace realidad ahora, cuando se cumple el undécimoaniversario de su tránsito al Cielo. Realmente, Surco podía haber visto la luz hace muchos años. En varias ocasiones Mons. Escrivá de Balaguer estuvo apunto de enviarlo a la imprenta, pero sucedió lo que solía decir con palabras de un viejo refrán castellano: no se puede repicar y andar en la procesión. Su intenso trabajo fundacional, la labor de gobierno al frente del Opus Dei, su amplísima laborpastoral con tantas almas y otras mil tareas al servicio de la Iglesia, le impidieron dar un último repaso sosegado al manuscrito. Sin embargo, Surco estaba terminado -a falta de ordenar numéricamente las papeletas y de la postrera revisión estilística, no llevada acabo- desde hacía tiempo, incluso con los títulos de los diversos capítulos que lo integran.

Al igual que Camino -libro que ha alcanzadoya una tirada superior a los tres millones de ejemplares, y que ha sido traducido a más de treinta lenguas-, Surco es fruto de la vida interior y de la experiencia de almas de Mons. Escrivá de Balaguer. Está escrito con la intención de fomentar y facilitarla oración personal. Su género y su estilo no es, pues, el de los tratados teológicos sistemáticos, aunque su rica y profunda espiritualidadencierra una subida teología. Surco quiere alcanzar la persona entera del cristiano -cuerpo y alma, naturaleza y gracia-, y no sólo la inteligencia. Por esto, no es su fuente la sola reflexión, sino la misma vida cristiana: refleja las oleadas de movimiento y de quietud, de energía espiritual y de paz, que la acción del Espíritu Santo fue imprimiendo en el alma del Siervo de Dios y en las de quienesle rodeaban. Spiritus, ubi vult, spirat, el Espíritu sopla donde quiere (2), y trae consigo una hondura y armonía de vida inigualables, que no se pueden -ni se deben- aherrojar en los estrechos límites de un esquema hecho a lo humano.

Ahí está el porqué de la metodología de este libro. Mons. Escrivá de Balaguer nunca quiso en ningún campo -y menos aún en las cosas de Dios- hacer primero el trajepara después meter, por la fuerza, a la criatura. Prefería, por su respeto a la libertad de Dios y a la de los hombres, ser un observador atento, capaz de reconocer los dones de Dios, para aprender y, sólo después, enseñar. Tantas veces le he oído decir, cuando llegaba a un nuevo país o se reunía con un nuevo grupo de personas, yo aquí he venido a aprender, y aprendía: aprendía de Dios y de lasalmas, y su aprendizaje se convertía, para los que le rodeábamos, en una continua enseñanza. Entresacadas de su amplia experiencia de almas, las consideraciones del Fundador del Opus Dei hacen desfilar en este libro un conjunto de cualidades que deben relucir en la vida de los cristianos: generosidad, audacia, alegría, sinceridad, naturalidad, lealtad, amistad, pureza, responsabilidad... La simplelectura de los títulos del sumario permite descubrir el amplio panorama de perfección humana virtudes de hombre (Prólogo)- que Mons. Escrivá de Balaguer descubre en Jesucristo, perfecto Dios y perfecto Hombre (3). Jesús es el Modelo acabado del ideal humano del cristiano, pues Cristo Redentor revela plenamente el hombre al mismo hombre (4). Valgan como resumen de todas estas virtudes las palabrascon que el autor de Surco da gracias a Nuestro Señor por haber querido hacerse perfecto Hombre, con un Corazón amante y amabilísimo, que ama hasta la muerte y sufre; que se llena de gozo y de dolor; que se entusiasma con los caminos de los hombres, y nos muestra el que lleva al Cielo; que se sujeta heroicamente al deber, y se conduce por la misericordia; que vela por los pobres y por los ricos;...
tracking img