7 Consejos para no tener miedo a perder

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1589 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 31 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
7 consejos para no tener miedo a perder

El triunfo y la derrota son hermanos siameses que solo pueden explicarse en su íntima coexistencia. Por lo tanto el “miedo a perder” puede igualmente ser entendido como el “miedo a ganar”, porque todo aquel que quiere alcanzar la victoria implícitamente reconoce la existencia y la probabilidad de la derrota; y si se pone en acción es básicamente productode que su amor por la victoria es superior a su temor por la derrota.

Entre los motivos más importantes de tribulación que tienen las personas se encuentra el poderoso “temor a perder“. Este es un factor recurrente como causa de parálisis para enfrentar tanto las oportunidades como las adversidades que presenta la vida. No son pocas las personas que tienen una existencia limitada y mediocresolamente por el miedo que les representa hacer cualquier cosa que involucre riesgo de perder algo.

Estos seres acuden a un equivocado sentido de la seguridad y se refugian en la inacción y en un sentido tan conservador de la vida que incluso atenta contra la dinámica natural de las cosas. Y por supuesto nada positivo emerge de enfrentarse a la naturaleza de las cosas: porque la vida es enesencia cambio dinámico, transformación, lucha. Entender que las cosas pueden ser de otra manera por efecto de nuestros temores es absurdo. El miedo, en realidad, cuando constituye huésped permanente de nuestro carácter origina una espiral interminable de zozobra, ausencia de paz y fracaso.

En una buena parte de los casos el miedo a perder es producto de un espíritu débil. La dimensión espiritual delhombre se manifiesta fundamentalmente a través de la Fe y ésta es justamente la que se encuentra ausente entre aquellos que profesan un agudo temor a perder. La Fe transmite seguridad en el porvenir.

En otros casos el miedo a perder es producto de un alma débil. En el alma se refugia la plataforma de emociones y de racionalidad del hombre, de allá emerge el deseo, el valor, la confianza, laseguridad, la suficiencia y hasta el propio orgullo; todos ellos constituyen elementos lastimados en aquellas personas que se paralizan por efecto del temor.

Y por último existe otro factor que explica también el fenómeno, uno que probablemente tiene aristas de mayor dramatismo: el miedo a perder se manifiesta entre aquellos que no quieren ganar.

Podemos suponer que las personas que tienen“miedo a perder” en realidad son personas que quieren ganar como cualquier otro; es decir, “no es que no quiera ganar, sólo que tengo miedo de perder”; sin embargo esta deducción no es apropiada porque en la vida sólo gana aquel que ha perdido y sólo pierde aquél que quiere ganar. Esta es la dinámica básica. El triunfo y la derrota son hermanos siameses que solo pueden explicarse en su íntimacoexistencia. Por lo tanto el “miedo a perder” puede igualmente ser entendido como el “miedo a ganar”, porque todo aquel que quiere alcanzar la victoria implícitamente reconoce la existencia y la probabilidad de la derrota; y si se pone en acción es básicamente producto de que su amor por la victoria es superior a su temor por la derrota.

Cuando la interpretación del “temor a perder” alcanza la esferadel deseo de ganar se convierte ya en un problema complejo para el hombre y para la sociedad de la que forma parte, porque este tipo de persona construye y produce poco, limita su capacidad competitiva y puede convertirse en una víctima de la ineludible dinámica que forma la vida.

Las familias y las sociedades deben formar hombres de victoria si quieren desarrollarse y quieren prosperar. En estono puede haber elección, por lo menos de carácter consciente.

En el ámbito familiar muchos padres se preocupan de los casos en que un hijo “no sabe perder” y en ello concentran su preocupación y sus medidas correctivas. Lo apropiado, sin embargo, no radica en enseñar a los hijos “cómo perder” sino “cómo ganar”, porque en el amor por la victoria se encuentra la lección esencial del carácter...
tracking img