7 Principios de la vestimenta

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2106 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Siete Principios de Vestimenta Cristiana
Principio número uno
La vestimenta y la apariencia personal son un índice importante del carácter cristiano. El
conocido consejero de jefes ejecutivos acerca de "cómo vestirse para tener éxito", William
Thourlby, dice que "consciente o inconscientemente la ropa que nos ponemos revela el concepto que tenemos de nosotros mismos y que queremos que elmundo tenga de nosotros".
La Biblia también reconoce la importancia de la vestimenta.

Implícitamente, lo indica en el simbolismo de vestir de manera sencilla para representar la provisión de Dios ("ropaje de salvación", Isaías 61:10; ver también Apocalipsis 3:18; 1 Pedro 5:5) y la vestimenta inmodesta para representar el adulterio y la apostasía espiritual (Ezequiel 23:40-42; Jeremías 4:30;Apocalipsis 17:4-6)

. La Biblia considera que nuestra apariencia externa es un testimonio visible y silencioso de nuestros valores morales. Como cristianos no podemos decir: "¡Mi apariencia es asunto mío!", porque nuestra apariencia refleja a nuestro Señor.

Principio número dos

El adornarse con joyas brillantes, cosméticos coloridos y ropa lujosa revela el orgullo y la vanidad internos,que resultan ser destructivos para nosotros y para los demás.

Isaías reprobó a las mujeres judías ricas por el orgullo que mostraban al adornarse desde la cabeza hasta los pies con joyas brillantes y vestidos costosos para seducir a los dirigentes, quienes eventualmente llevaron a toda la nación a la desobediencia y al castigo divino (Isaías 3:16-26)

En la Biblia, Jezabel se destaca por susdenodados esfuerzos para seducir a los israelitas y
llevarlos a la idolatría. La corrupción de su corazón se revela en el esfuerzo que hizo en su hora
final para estar lo más seductora posible pintándose los ojos y adornándose para la llegada del
nuevo rey, Jehú (2 Reyes 9:30). Pero el rey no se dejó seducir y Jezabel murió la más ignominiosa de las muertes. Por este motivo su nombre hallegado a ser en la historia bíblica un símbolo de seducción (Apocalipsis 2:20).

Juan el revelador ofrece un retrato profético para describir a la gran ramera "vestida de
púrpura y escarlata, y adornada de oro, de piedras preciosas y de perlas" (Apocalipsis 17:4). Esta mujer impura, que en el tiempo del fin representa al poder religioso y político apóstata, seduce a los habitantes de latierra para que cometan con ella fornicación espiritual. En un contraste muy claro, la novia de Cristo, quien representa a la iglesia, está vestida de manera recatada y pura, de lino fino, sin adornos exteriores (Apocalipsis 19:7, 8).

En efecto, ambos apóstoles contrastan el adorno apropiado de las mujeres cristianas con los
adornos inadecuados de las mujeres mundanas. Los dos apóstoles nosofrecen básicamente la
misma lista de adornos inadecuados (1 Timoteo 2:9, 10:1; 1 Pedro 3:3, 4 y reconocen que, tanto en el caso de las mujeres como en el de los hombres, los adornos exteriores del cuerpo son Inconsistentes con los adecuados adornos internos del corazón, el espíritu y las acciones benévolas.
Principio número tres

Para experimentar la renovación espiritual y la reconciliación conDios, es necesario
desprenderse de todos los objetos idolatrados externos, incluyendo las joyas y los adornos. Esta verdad está muy bien expresada en la experiencia que tuvo la familia de Jacob en Siquem y en la de los israelitas en el Monte Horeb. En ambos casos, para efectuar la reconciliación con Dios, se quitaron los adornos.

En Siquem Jacob amonestó a los miembros de su familia adesprenderse de sus ídolos y
adornos exteriores (Génesis 35:2, 3) al prepararse para la purificación espiritual que quería llevar a cabo junto al altar que quería construir en Bethel. En el Monte Horeb Dios exigió que los israelitas se quitasen los adornos como prueba de que su arrepentimiento por haber adorado el becerro de oro era sincero: "Quítate, pues, ahora tus
atavíos, para que yo sepa lo...
tracking img