Aalegria

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1311 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Sabiduria El que comparte sus bienes, que dé con sencillez. El que preside la comunidad, que lo haga con solicitud. El que practica misericordia, que lo haga con alegría.
comparte conmigo los sufrimientos que es necesario padecer por Evangelio, animado con la fortaleza de Dios. Comparte mis fatigas, como buen soldado de Jesucristo. no des la espalda a los que lloran y comparte la aflicción delos que sufren;
Comparte tu pan con los que tienen hambre y tus vestidos con los que están desnudos. Da limosna de todo lo que te sobra y no lo hagas de mala gana. Tobias ¡Un compañero comparte las alegrías del amigo y en el momento de la aflicción, se vuelve contra él! Ecleciastico El hombre generoso será bendecido, porque comparte su pan con el pobre.
20 de abril de 1999, once y media de lamañana. En la Columbine Highschool en Littleton, Colorado (Estados Unidos), Rachel Joy Scott, de 17 años, caía herida a causa de los disparos de dos alumnos que se precipitaron abriendo fuego indiscriminadamente. Uno de ellos se le acercó y, apuntándole en la cabeza, le preguntó: «Y ahora, ¿crees en Dios?». Respuesta: «Tú sabes que creo». Fueron sus últimas palabras, silenciadas por un disparo.Varios años después de la tristemente famosa matanza de Columbine, el testimonio de Rachel Joy Scott sigue tocando los corazones de millones de personas. Su familia fue poco a poco descubriéndonos el interior de su alma, principalmente con la publicación de sus poemas, diarios y dibujos.

La tercera de cinco hermanos, Rachel era una de esas criaturas que no merecería morir jamás. Joven alegre,estudiosa, con deseos de ser actriz y muy religiosa; se tomaba en serio su amistad con Cristo. Así lo demuestra uno de sus escritos: «¡Ve tras de Dios! Donde sea que quiera llevarte, ve. Y no pongas la excusa “sólo soy un adolescente” o “lo haré cuando crezca”, porque no es así como funciona. ¡Dios quiere conocerte ahora!».

Rachel no quería ser «etiquetada como una simple estadística», comoescribiría, sino que tenía muy claro qué es lo importante en la vida. Lo sintetizó perfectamente en la portada de uno de sus diarios: «Ni para provecho de mi gloria, ni para provecho de mi fama, ni para provecho de mi éxito. ¡Por el provecho de mi alma!».

Era muy consciente de que lo que hacía tenía un sentido de eternidad. Sus poemas son los que, sin duda, transmiten mejor esta visión: «¿Qué pasaría simurieras hoy? ¿Qué sería de ti? ¿Adónde irías? No tienes asegurado el mañana, sólo es una posibilidad. Y puede que no la tengas. Y después de la muerte, ¿qué? ¿Dónde piensas pasar la eternidad?». Y concluía con esta resolución: «La eternidad está en tus manos, ¡Elige!».

Pero lo que tal vez impresiona más, entre todo el material, es el dibujo que pintó quince minutos antes de su muerte: susojos, de los que se desprenden trece lágrimas cayendo sobre una rosa. ¿Qué es lo extraordinario? Que trece fueron las víctimas esa mañana y que muchas confesiones cristianas en los Estados Unidos simbolizan la Resurrección de Cristo con una rosa (en inglés “rose”, que, en un juego de palabras, se traduciría “Él resucitó”).

En los momentos duros, Dios elige siempre almas como Rachel para lanzarnosun aviso. Ellos son como esas señales de tráfico, que nos van guiando hacia dónde dirigir nuestro camino.

Hoy, nos invita también a nosotros para que seamos testigos de su amor y, cómo no, será la misma Rachel quien nos dará el modo de llevarlo a cabo: «Yo te desafío a escuchar y ver lo que Dios puede hacer. Asume el riesgo, dale una oportunidad, confía en Dios. Y verás lo que Dios es capazde hacer con un corazón entregado».
Vamos a ver algunos principios que hay que tomar en cuenta para que nuestro trato con cada alma sea verdaderamente un reflejo de Cristo. Pero no solamente con las almas de mi apostolado sino con las almas de mi misma comunidad. No es difícil reflejar a Cristo con almas con las que tratamos esporádicamente o con quienes no convivimos todos los días. Pero...
tracking img