Aasd

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (630 palabras )
  • Descarga(s) : 13
  • Publicado : 1 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Recuerdo aquel día en que enfermó mi mujer. Estaba muy moribunda y gritando decía: “¡Me muero! ¡Ah! ¡Me muero!” Entonces mi suegra soltaba el grito y me alegaba.
— ¡No! ¡Mi hija, se me muere!¡Ándele Don Cruz vaya por el medico!
— ¡No voy!
— ¡Pero Don Cruz!
— ¡Nada, nada! — le contesté. Cuando digo que voy, voy, y cuando digo que no voy. ¡Pues a veces no voy!
— ¡Ándale vaya Cruz! ¿Qué lecuesta?
— ¡Ya dije que no voy! Y ni me diga Don, ni me diga Cruz, Cruz Treviño Martínez de la Garza, nombre completo, si no no.
— ¡Vaya por favor Don Cruz Treviño Martínez de la Garza!
—Ándele, ora sise oye bonito, pero ya dije que no voy. Yo soy un hombre de palabra; cumplo lo que digo y ya dije que no.

Y mi suegra no paraba de molerme. De haber sabido que era así no me hubiera casado con la“Lupe”. Pero como andaba yo de enamorado pos que me caso con ella. A los pocos días ahí tenía en la casa a la suegra, jode y jode que si cuidaba bien a su hija, que era la única, que si yo trabajaba duroen el jornal que si esto o lo otro. Y me hartó por eso me vine a vivir aquí, lejos de mi suegra. La vieja era muy terca y le tenía harto cariño a su hija que no descansó hasta dar con nosotros y aquíla tenía otra vez molestando.

— ¿Por qué no quiere ir Don Cruz? Si mi hija fue siempre buena con usted.
— ¿Buena? ¿De dónde? Ni huercos podía hacer. Además su enfermedad no tiene cura.
—Usted¿cómo sabe si no es doctor?
—Porque luego luego se ve. Y no hace mucho supe de su enfermedad. Que según estaba muy mala y que ningún matasanos la podía curar sólo los remedios del Camilo Torres, ese elcurandero de pueblo.
—Y si le hacían bien esos remedios ¿por qué no la dejó seguir con esos remedios?
—Porque para curarla, según el Camilo Torres tenía que montársele arriba y ella tenía que retozarcomo yegua.

Eso fue lo que me dijo la desvergonzada cuando fui a buscarla y los encontré a los dos. Anoche tenía harta hambre cuando llegué de trabajar la labor. Como no estaba la cena...
tracking img