Abakua en cuba

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 29 (7165 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Abacua en Cuba :: Sociedad Secreta Abakua
Abacua religion
Hacia 1836 fue creado en el ultramarino poblado de Regla, al otro lado de la bahía habanera, una agrupación de corte carabalí, que respondió al nombre de Sociedad Abacua.
Los primeros integrantes, aunque criollos, eran negros descendientes de africanos, y entre los fines fundamentales estaba la emancipación de la esclavitud, debido a locual fueron mal mirados por las autoridades colonialistas, que los calificaron despectivamente como ñáñigos o arrastrados.
En 1862 se forma la primera entidad Abakua en Matanzas (Cuba) y luego se extiende al municipio de Cárdenas, en la misma provincia, lugares donde hasta hoy continúa operando el ñañiguismo.
Por supuesto que, como organización en cuba, ya desde el siglo XIX se le habíanincorporado mestizos, chinos y hasta blancos, pero la versión esquemática desde el “poder” continuó calificándola “práctica de negros”.
De acuerdo con lo anterior, queda claro que el ñañiguismo encarna una cultura de resistencia. Quizá por ello, muchos jóvenes tiendan a confundir los principios cardinales de la agrupación y vean en ella su paradigma de “hombre a todo”, con su secuela de atributos:machista, guapetón, petulante…
“Ser abakua se convirtió en algo así como un certificado de graduación dentro del ambiente”, nos asegura el investigador Tato Quiñones, autor del libro “Ekori Abakua” y de otros trabajos sobre el tema.
El desconocimiento, más la propaganda errada, genera estereotipos, sobre todo cuando se trata de un fenómeno nacido de los estratos más humildes de La Habana colonial,que se desenvolvió dentro de la marginalidad o, a decir de Tato, dentro del ambiente.
Poco se conoce que en la conspiración de Aponte, en 1812 —cuando tal vez ya existía el ñañiguismo, aunque no recogido oficialmente— estaban implicados varios iniciados Abacua. También los hubo en la llamada Conspiración de la Escalera y otros movimientos similares de la capital cubana, pero de eso no se habla.Tampoco se habla del negro ñáñigo Abacua Caoba, quien se lanzó a la manigua redentora durante la primera gesta independentista; que cinco negros abakua perdieron la vida en un colosal intento de frustrar el asesinato de los ocho estudiantes de Medicina o que el joven Martí, deportado a España, fue cuidado en Zaragoza por Simón González, alias Gran Diablo, juramentado en la hermandad.
Se habla, sí,de las lipidias, las puñaladas y la predisposición a la delincuencia en los abacua.
Una agrupación de hombres probados
Rey es un chico de 17 años, tranquilo y estudioso. Hasta ahora nada le preocupaba a su madre, para quien “parecía un niño ‹normal›, incluso lo saqué del pre donde estudiaba, en San Antonio de los Baños, porque había mucha agresividad. A principios de curso se enfrentaron dosbandas de distintos barrios y aquello fue apoteósico. Decidí entonces trasladarlo hacia un politécnico del Vedado, pero en cualquier lugar es lo mismo: a todos los muchachos les ha dado por hacerse abakua”.
Por alguna razón secular, la Sociedad Secreta Abakua ha despertado siempre poderoso atractivo para la juventud. De acuerdo con un reciente sondeo efectuado por nuestra revista a jóvenes de lacapital, entre 16 y 21 años, iniciados o dispuestos a iniciarse en la agrupación, más de 90% se acerca a ella porque se consideran “hombres y tienen ‹condiciones›”.
De cualquier modo el término resulta ambiguo: no pensará igual un estudiante del residencial Miramar que el de los suburbios del Fanguito, por ejemplo. De tal suerte, encontramos espacios con alta membresía Abacua, mientras otroscuentan muy pocos exponentes.
Tampoco responderá lo mismo el hijo del profesional que aspira continuar estudios universitarios o, al menos, conseguir un puesto laboral que satisfaga sus necesidades inmediatas (muchas veces apoyado o estimulado por sus propios padres), que aquel cuyos progenitores (simples obreros) con suerte, sobreviven a la indiscutible crisis económica luego de la debacle del...
tracking img