Abecedario

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (610 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Un estudio realizado por el Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos (INTA) demostró que los hábitos alimenticios de los chilenos están determinados por la publicidad que transmiten losmedios de comunicación. Independientemente del estrato socioeconómico, a la hora de alimentarse, la ciudadanía se inclina por los productos más nocivos para el organismo, mientras que los sanos, comofrutas, verduras y pescados, son relegados a los últimos lugares de la escala de preferencias. Esta situación afecta sobre todo a los niños, indefensos ante una poderosa campaña.
Una de las revistasde mayor prestigio en el área de la medicina, The New England Journal of Medicine, consigna que los presupuestos de avisaje que manejan las compañías que producen alimentos para niños, son del orden delos 10 mil millones de dólares. Por ejemplo, la empresa Kellogg’s gastó 22 millones en promover un tipo de galletas con sabor a queso y obtuvo ventas por 139 millones. Y McDonald’s gasta 528 millonesde dólares en publicidad para apoyar la venta de algunos productos que le generan 24 mil millones. Asimismo, en Estados Unidos los niños destinan 30 mil millones de dólares de dinero propio a comprarcomida chatarra.
Según Ricardo Uauy, director del INTA, los países escandinavos han logrado reducir las enfermedades crónicas en un 80%, trabajando con legislación, regulaciones, educación,desarrollando estímulos para las empresas que toman un portafolio de productos más saludables, etc.
El experto señala que la limitación de la propaganda ha sido una medida común en casi todos los países deEuropa, donde ya hay legislación aprobada o en vías de aprobarse, que tiende a disminuir la propaganda especialmente en horarios de recreo escolares. En otras partes, las mismas empresas productoras dealimentos han decidido eliminar la propaganda. Ricardo Uauy es enfático en señalar que no se le puede echar la culpa a los niños de los índices de obesidad. En los EEUU la reacción inicial decía...
tracking img