Abel sáches: psicoanálisis

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1571 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 28 de octubre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
l

ENVIDIA: TRASTORNO PARANOIDE

Abel Sánchez: Miguel de Unamuno

Dice la Escolástica: “hay hombres a los que pesa todo el bien que tiene el prójimo, porque con ello piensan que quedan ellos menguados, como si el bien del otro, y la honra que se les hace, se les quitara a ellos”.

   En esta definición, en la que se hace bien patente como el individuo está pendiente de los “bienes”de los que disfruta “el otro”, tenemos la clave de lo que significa el Trastorno Paranoide: la percepción amenazadora del otro como usurpador del bien supremo, el amor de Dios, el amor del Padre.

   Pero tras esta proyección amenazadora se esconden las instancias hostiles hacia el padre que el individuo identifica con el “otro” en cuanto que el otro, como elegido del padre, está másidentificado con él.

   En la tragedia bíblica de Caín y Abel, el odio de Caín hacia Abel no es más que un desplazamiento del odio al padre visto como objeto persecutorio.

   La envidia sólo existe en función de un “otro” y lo paranoide implica un patrón de desconfianza y suspicacia que interpreta maliciosamente a los “otros” al proyectar en ellos las instancias hostiles del sujeto.

   Se cuestionanlas intenciones de los demás, la lealtad, la fidelidad y los sentimientos de ese otro a quien se envidia por poseer aquellos bienes de los que se carece y a los que se cree merecedor.

   Y, en este juego especular del bien del otro que es el reflejo del bien que el sujeto desearía poseer y que interpreta maliciosamente que le ha sido usurpado, sin ver que no se atreve a disfrutar del mismoprecisamente para no identificarse con el otro odiado.

   Y junto a ello la profunda tristeza de la incapacidad de amarse a sí mismo para poder amar en el otro el reflejo del yo.

   Y el odio y la tristeza es pecado, y es rivalidad fraterna con respecto a un Padre-Dios al que se ama y se teme como objeto supremo de una pulsión imposible y culpable.

   Analíticamente Freud interpreta que setrata de la pulsión homosexual reprimida la que convierte el amor en odio y este en amenaza para el sujeto.

Abel Sánchez, la novela que Unamuno escribió con intención “quirúrgica”,    (en palabras de su autor), tratando de desbridar el sentimiento de la envidia como si de un absceso purulento se tratara, ha sido ya analizada psicodinámicamente por diversos autores que han profundizado enel trasfondo de las claves psicoanalíticas del personaje Joaquín-Caín que es el verdadero protagonista de la novela.

En cualquiera de estos documentados estudios se aborda la perspectiva de la dualidad que late en el alma de Joaquín y en los mecanismos de proyección que le llevan a estar siempre pendiente de la imagen especular que le devuelve Abel y que representa permanentemente lo queJoaquín “no es” y precisamente, por esa misma razón, se torna objeto persecutorio.

Nos encontramos así con el aspecto que nos hace identificar al sujeto afecto de Envidia, con el sujeto afecto de un Trastorno Paranoide de la Personalidad.

El Trastorno Paranoide, para desarrollarse, precisa la presencia del “otro”, es el otro en quien se proyectan las pulsiones hostiles y agresivasdirigidas a uno mismo, y quien, debido a este mecanismo, se convierte en potencial agresor y perseguidor.

En la novela se hace patente, desde que conocemos que la identidad de Abel  y de Joaquín se ha realizado a partir de la percepción que cada uno tiene del otro, como ha asumido una actitud antitética frente al mundo, constituyendo de este modo un vínculo indivisible, precisamente porqueestá hecho de proyecciones.

Joaquín-Caín comienza a darse cuenta de que los rasgos que exhibe Abel son atrayentes para los demás, como le resultan atractivos a él mismo, pero su problema es que si él los asumiera también dejaría de ser él para convertirse en “el otro”, por lo que le parece que “el otro”, Abel, le usurpa de algún modo el lugar que él desearía ocupar para sí mismo y...
tracking img