Abogado

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1135 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 22 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
¿ESTÁ EN CRISIS LA DEMOCRACIA?
Por Wilson Palacio Vásquez.
La democracia está en crisis y ésta se evidencia en las condiciones políticas de los países de Europa y América del Centro y del Sur, en los cuales encontramos una disociación extrema y, a veces, oposición o antagonismo entre la democracia política, bajo la cual se supone que se rige un pueblo, y la violación de los derechos de cada unode los miembros de estas comunidades. Ya se trate de gobiernos de izquierda o de derecha, los hechos nos muestran que la perfección de nuestras Cartas Políticas queda en el papel, sin ninguna aplicación en la vida diaria. La paz propuesta y buscada por algunos de nuestros gobernantes se sustenta en el amordazamiento y la dominación de los contradictores. Las fronteras entre los poderes sontraspasadas, y podemos decir que se ha caído en verdaderas dictaduras apoyadas en la trampa, en el simulacro democrático y en el ejercicio del poder por un poder único partidista que se llama a sí mismo “el representante de la voluntad popular”. El poder ejecutivo corrompe al poder legislativo, y usurpa el poder de los jueces y magistrados. El poder judicial (algunos de sus jerarcas) busca perpetrarseen sus magistraturas. La fuerza pública, por su parte, sentencia y ejecuta, sin juicio alguno, a quienes denomina “enemigos de la democracia”. Ante la ausencia de argumentos, El Poder Estatal busca descalificar a sus contradictores y opositores con adjetivos denigrantes. Todo ello se hace con la mayor vileza, con el apoyo de los medios de comunicación, recurriendo a la compra de las concienciasmediante el ofrecimiento de prebendas, beneficios, el regaño, la presión, la amenaza y, si es necesario, mediante la amenaza y el ejercicio de la violencia que asume formas como la desaparición forzada.
La conciencia popular es neutralizada, silenciada, envilecida por los medios. Los mecanismos de control son deslegitimados, como en el caso del gobierno de Álvaro Uribe Vélez, quien llevó albanquillo a los magistrados de las altas cortes. En tal sentido, el ejercicio del poder político se convierte en un pulso, en una exhibición de fuerza y, quien lo ejerce, en un dictador elegido y reelegido por votaciones carentes de legitimidad. El poder busca liberarse de todo control y de toda crítica, convirtiéndose en un ejercicio salvaje, en matoneo de barriada, en la parodia de lo que debería ser.No estamos analizando situaciones políticas de un país de hace quince o veinte años. Nos referimos a situaciones actuales sufridas por países como Francia, Italia, Colombia, Venezuela, Nicaragua y México.
La rigidez de algunas Constituciones Políticas determina que allí donde debe actuar la ley, esta se vea en un callejón sin salida, porque la rigidez normativa hace imposible la aplicación de lajusticia. Las constantes reformas en las Constituciones de los países occidentales permiten la perpetuación en el poder de los gobernantes electos, en un principio, democráticamente. Muchas dictaduras de nuestro entorno político se originaron en los vacíos, en la carencia de sustancia de las Constituciones, que no sancionan y que tampoco protegen, y que no conceden los derechos al ciudadano,dejando a la población a merced de los más fuertes.
La democracia está en crisis, porque los derechos individuales y sociales se desconocen, no se socializan, no se les dan a conocer a los ciudadanos, y cuando estos buscan apropiárselos y exigirlos se les niegan. La política suplanta al derecho. Nuestros presidentes descalifican a las Cortes y usurpan sus poderes, desacatan sus fallos. Se da el casode sociedades llamadas demócratas, en las cuales las Constituciones se hacen rígidas, se cierran sobre sí mismas, reduciendo o impidiendo el progreso histórico del Constitucionalismo.
La democracia está en crisis porque hay ausencia de leyes de actuación que garanticen derechos sociales, como la enseñanza pública y la atención en salud. Una característica de las mal llamadas democracias modernas...
tracking img