Acercamiento al pensamiento de las mujeres magrebies

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 56 (13786 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
ACERCAMIENTO AL
PENSAMIENTO DE LAS MUJERES
MAGREBIES EN CUANTO A
EXPRESIVIDAD INTERCULTURAL
(PROYECT O ME DIACIO N
INTERC ULT U RAL)
Conectando realidades….
Desenfrentando vecindades….
Potenciando comunidades…
“Todo individuo es en cierto sentido como todos
los otros, como algunos otros,
como ningún otro”
(Kluckholn y Murray, 1948)
Crear es creer
- Leonor Lentisco Egea -
RESUMENEn el presente proyecto se describe la aplicación del arteterapia a través de talleres y
clases de español con la población femenina inmigrante magrebí asentada en la zona
de Nijar, (Almería)
Hay que destacar que el arte para fin terapeutico no solo puede ser aplicada en el
trabajo clínico sino que también se puede llevar a cabo en forma de talleres, grupos
educativos e intervencionessociales.
Este trabajo esta desarrollado en tres partes. En la primera se hace una breve
introducción al arte y sus características para su aplicación como terapia. En la segunda
parte se informa sobre la situación de la población inmigrante en la zona de Nijar
incidiendo sobretodo en la situación de la mujer magrebí. En la tercera se hace una
justificación del proyecto con los objetivos a los quese quiere llegar y la metodología
que se va a realizar. En la cuarta parte queda reflejado el trabajo de campo y la
conclusión del mismo.
SUMARIO: Introducción 1 Arte,2Arteterapia, 3 pequeña historia sobre el
arteterapia, Parte2: 1Inmigracion en Almería (zona Nijar), 3 la mujer inmigrante, mujer
magrebí, parte3: 1justificacion, 2destinatarios, 3objetivos, 4 metodología. Trabajo de
campo, 2conclusión
INTRODUCCIÓN
En un momento como el actual en el que en muchos casos no hay tiempo, ni lugar (ni
dinero) para la recreación por el exceso de ocupación, o existe la preocupación por la
creciente desocupación. En una sociedad donde no se conciben formas de emplear el
poco tiempo libre que queda, que no conlleven costo alguno. En unas ciudades y
pueblos donde casi son inexistenteslas zonas de uso y disfrute común, y con unas
personas cada vez más centradas en la supervivencia y en la inevitable e inculcada
competencia, se hace mucho más difícil la convivencia entre personas culturalmente
diferenciadas, porque si ni siquiera somos capaces de interesarnos y tener un trato
afectuoso con nuestro vecino de en frente, ¿Cómo vamos a esperar que la población
autóctona recibaa los inmigrantes con los brazos abiertos?
Ya no se comparten espacios públicos, ni se valoran como antes las aportaciones
inmateriales que puedan extraerse de una simple y llana conversación. Los adultos
caminan veloz y a lo suyo, los jóvenes tienen demasiados aparatos en casa como para
jugar en la plaza, los mayores se sienten tristes y desconcertados porque ellos ya no
pueden salir a lacalle y no entienden que está pasando. Se ha perdido mucho ese
sentimiento comunitario que implicaba valores tan importantes como la solidaridad, la
empatía, el gusto por compartir… y en medio de todo este caótico batiburrillo han
aparecido ellos “LOS OTROS”. Es en este contexto es donde cobra especial sentido esa
vieja frase “Yo contra mi hermano, mi hermano y yo contra mi vecino, mi vecinomi
hermano y yo contra mi primo, y mi primo, mi vecino mi hermano y yo contra los
extranjeros”. Y es también en este contexto donde por todos estos motivos, se hace
necesaria y urgente la creación y articulación de nuevos espacios de encuentro,
interacción, y distracción, no solo para desconectar de la lógica productiva que nos
ahoga, sino para favorecer y desarrollar las capacidadescreativas, transformadoras y
liberadoras que todos poseemos sino también para que podamos apoyarnos los unos
en los otros a la hora de hacer frente a esta descomunal crisis económica y de
humanidad.
Se trata de aprovechar esta coyuntura para hacer una relectura conjunta de nuestras
formas de relacionarnos, de replantearnos nuestras ideas, y de calibrar si nuestras
acciones realmente nos producen...
tracking img