acontesimientos importantes en la segunda guerra mundial

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1233 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de abril de 2014
Leer documento completo
Vista previa del texto
Sin duda nuestro estado está lleno de leyendas, historias y miles de cuentos que nos remontan a épocas pasadas, sin embargo en nuestro bonito León surgen las dudas de muchas como ésta...

Todas las cosas sobrenaturales que nos pasan son siempre temas cuestionados por los escépticos, la aparición del diablo, el vuelo de las brujas, los hechizos o escuchar a la llorona… serán dudas que quedengrabadas en tu mente hasta que de una u otra manera, las puedas comprobar. Se dice que cuando el brujo Elpidio murió, su madre anduvo buscando sin éxito qué funeraria le diera el servicio de velación y le diera cristiana sepultura. - ¡No señora… Elpidio seguro tenía tratos con el diablo!
Yo lo que puedo hacer es venderle el cajón. Le dijo el dueño de una funeraria por el rumbo del Barrio Arriba. -Mande por él y ya usted sabrá que hace con el cuerpo. Su Madre al retirarse con el cajón se fue pensativa y preocupada comentando con sus familiares: ahora recuerdo cómo Elpidio me dijo; -el día que muera, no muevas mi cuerpo sin vida, déjame exactamente en el lugar donde caiga muerto… no me toques Madre, no se te ocurra echarme bendiciones y tampoco me vayas a rezar- La fama de ser tierra debrujos, más la tiene la vecina ciudad de San Francisco del Rincón, “San Pancho” como todo mundo la conoce. Esta se remonta a más de 160 años, cuando en 1864, recién había tomado posesión el alcalde José Atanasio Guerrero, dio a conocer por todas las poblaciones cercanas que habían apresado a dos brujas del barrio de la Cebolleta, de nombres: Antonia Limeña y Jacinta Parra.

 Quienes serían juzgadasen la plaza pública el fin de semana y de ser encontradas culpables serían quemadas vivas con leña verde a la vista de todos. La expectación creció tanto a muchos kilómetros a la redonda que cada fin de semana el pueblo se veía invadido por fuereños que querían conocer a las brujas y verlas cómo ardía en la hoguera. Otros hechos tenebrosos en San Pancho y León se dan a mediados del siglo XX con laaparición de las Boquianchas que torturaban y mataban a las jovencitas que trabajaban en el centro nocturno que tenían, descuartizándolas para enterrarlas en lugares clandestinos. La fama del brujo Elpidio fue en aumento cuando se conoció su poderío. 

 Como en el caso del señor que vivía en el Barrio del Corecillo, que siendo casado tenía una novia, y ésta un día lo invitó a comer a su casaunas carnitas muy ricas. Al terminar de comer, la malvada mujer le envió un platillo a la esposa que las probara diciéndole al desvergonzado - Mira viejo, llévale a tu esposa un taquito, para que veas que no soy celosa, pero le dices que se las trajiste de San Pancho para que no sospeche nuestra relación- Así lo hizo y cuando la señora terminó de comer, empezó a perder la razón al grado que al pocotiempo la tenían que dejar encerrada y encadenada pues le dio por salirse desnuda a la calle. Muchos casos como éste, o cuando mató con un machete al tipo que le reclamaba para que le dijera quién lo había mandado embrujar para cobrar venganza, le valieron a Elpidio ser considerado el brujo más temible. Por eso cuando murió no quisieron contratarle los servicios funerarios y solo le vendieron lacaja. 

La Madre del “brujo” Elpidio desesperada por que este ya tenía muchas horas de haber muerto, se acordó que por la calle 20 de enero, había una funeraria y fue a tratar de contratar el funeral pero, cual va siendo su desilusión pues la funeraria tenía unos pocos días que se había cambiado de domicilio y al ver el local vacío, decidió traer el cuerpo para pasar la noche con algunos de susfamiliares porque además en la casita que lo tenía por el durazno, no había espacio ni siquiera para encenderle unas veladoras. Ya entrada la noche, (pasaban de las 12) los deudos que se disponían a velar el cuerpo, encendieron cuatro veladoras y en un ambiente tenso, se hincaron para rezar. 

Con Rosario en mano se santiguaron orando así: “Por la señal de la Santa Cruz”… -y diciendo esto, se...
tracking img