Acosada por un cibernauta

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (850 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
FACULTAD DE NEGOCIOS
SEDE SAN ANTONIO



MERCADEO Y RELACIONES PÚBLICAS



ETICA EMPRESARIAL


PROF. ANA ISABEL MORALES



TALLER

EL CASO DE LA JOVEN ACOSADA POR UN CIBERDEPREDADOR




PRESENTADOPOR:


ERIKA LEE GALBRAITH 8-744-2183





FECHA: VIERNES 3 DE FEBRERO 2012











El caso de la joven acosada por un ciberdepredador.

El calvario que sufrió María, una joven de 15 años sehabía iniciado ocho meses antes, cuando contactó con ella un individuo que se ocultaba bajo el nombre de shunenagolfa@hotmail.com, diciéndole que era una chica de su misma edad. Él le pidió proseguir larelación a través del sistema Messenger. María le facilitó su correo electrónico y ésa fue su perdición. Gracias a eso, el ciberdepredador logró adueñarse de sus cuentas de correo y apoderarse delcontenido del ordenador de la adolescente. El ciberdepredador consiguió una foto sugerente de la chica y a partir de ese momento comenzó el chantaje puro y duro. Se quitó la máscara: "Me tienes que enviarfotos tuyas en ropa interior". Ella accedió pensando que eso pondría fin al acoso. Pero no. Porque a continuación él exigió más: "Ahora me tienes que dar otras fotos en las que estés desnuda". Yluego más: "Tienes que grabarte un vídeo desnuda de al menos cinco minutos de duración". Un chantaje por cuotas. La joven se sintió acorralada. Sin saber qué hacer, cambió su cuenta del Messenger creyendoque así se libraría del maldito individuo que le estaba ahogando. Sin embargo, el tipo descubrió inmediatamente la treta y le advirtió: "Sé tu nueva cuenta. No creas que te vas a escapar. Como verás,soy un hacker magnífico. Si no me obedeces, pasaré todas tus fotos a todos tus amigos". María cambió su nombre. Y cada vez que lo hacía, allí reaparecía la pesadilla, el monstruo que parecía estardentro de su ordenador. Ella intentó escapar diciéndole que sus padres la tenían vigilada y que no le permitían usar el ordenador. Pero él no se daba por vencido. Cada vez anudaba más fuerte la...
tracking img