Acoso laboral en venezuela

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3369 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 23 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
REFLEXIONES SOBRE EL ACOSO LABORAL EN VENEZUELA
Abg. Juan C. Buderakki
La práctica del acoso laboral no es nueva, por el contrario, tiene una existencia tan remota como la presencia misma del hecho social trabajo en las comunidades humanas. No obstante, el reciente desarrollo y profundización de su estudio y regulación, tanto en el mundo jurídico laboral como en otras disciplinas, quizás seencuentre asociado, por una parte, al carácter progresivo de la tutela de los derechos humanos; y, por la otra, a los grandes cambios que ha experimentado la humanidad, en un despertar de la conciencia colectiva, en gran medida motorizado por el enorme flujo de información y de comunicación, que activa la sensibilidad de los grupos humanos hacia determinados temas.

El acoso laboral o acoso en eltrabajo; ha sido definido técnicamente por diversos estudiosos del tema, destacando entre tales definiciones la de Heinz (1980), citado por Lahoz (2004) en su tesis doctoral “La Presión Laboral Tendenciosa (Mobbing)”, Universidad de Girona, España, como el encadenamiento, sobre un período corto, de intentos o acciones hostiles consumadas, expresadas o manifestadas por una o varias personas haciauna tercera que es el objetivo. Agrega el autor que constituye un fenómeno en el cual una persona o grupo de personas ejerce una violencia psicológica extrema, de forma sistematizada y recurrente (al menos una vez a la semana) durante un tiempo prolongado (al menos seis meses), sobre otra persona en el lugar de trabajo, con la finalidad de destruir su reputación, perturbar el ejercicio de suslabores y lograr que abandone el trabajo. Tal persistencia y prolongación se observan igualmente en la definición de Stale, también citado por el referido autor.

De lo anterior se colige la exigencia de cuatro condiciones fundamentales: 1) que la conducta negativa agresora sea recurrente; 2) que la conducta negativa agresora sea duradera; 3) que la conducta negativa agresora ocurra en el lugar detrabajo; y 4) que la conducta negativa agresora se despliegue con la finalidad de destruir su reputación, perturbar el ejercicio de sus labores y lograr que abandone el trabajo; destacándose que la conjunción copulativa “y”, sugiere la concurrencia de tales requisitos Por su parte Hirigoyen, define el mobbing en un sentido más amplio, como cualquier manifestación de conducta abusiva, tales comopalabras, gestos, escritos que puedan atentar contra la personalidad, dignidad o integridad física y psíquica del individuo o que pueda poner en peligro su empleo o degradar el clima de trabajo.

En el orden indicado, aunque comparto la exigencia de la frecuencia y duración de la conducta agresora en la definición del acoso laboral, a fin de distinguirla de otras situaciones análogas, consideroque no se puede limitar su supuesto de procedencia al lugar de labores, siendo más adecuado exigir para su procedencia que la agresión se produzca por causa de la labor y sin necesidad que medie el dolo o la intención de destruir. Igualmente limitante es la exigencia, para reputar una conducta como acoso laboral, de que ésta persiga el abandono del trabajo por parte de la víctima, habidaconsideración que el sujeto activo o productor del acoso puede estar movilizado por otros intereses distintos al abandono, tales como lograr la sumisión incondicional del trabajador, lograr los favores sexuales del mismo (como el caso de la subespecie del acoso constituida por el acoso sexual), como el utilizar a la víctima como comodín para modelar la conducta de otros trabajadores.

En tal sentido, elperfil psicológico del acosador generalmente apunta, de acuerdo con el criterio expuesto por Peñasco (2006), hacia una persona mediocre, acomplejada con problemas familiares y con una posición de poder; de allí que es más frecuente que el acoso sea practicado por el superior jerárquico contra su subordinación, sin embargo, como toda regla ésta también tiene su excepción. En efecto, aunque el acoso...
tracking img