Adúltera, josé martí

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 66 (16388 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 21 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Adúltera
Primera versión


José Martí




|Personajes |
|                |GROSSERMANN, (hombre alto), el marido |
| |GUTTERMANN, (hombre bueno), el amigo|
| |POSSERMANN, (hombre vil), el amante |
| |FLEISCH, (fleisch: carne), la mujer |


Época-Siglo XVII


|Marido... 40 años - Amante... 25 años|
|Amigo... 30 años - Mujer... 25 años |


Trajes, severos y lujosos



Acto 1º
Decoración cerrada, cuatro puertas laterales y una al foro, a la izquierda en primer término mesa, sillón y taburetes; alfombra.


ESCENA 1ª
GROSSERMANN(solo)
GROS.     ¡Paz de un momento, grata felicidad de ser amado, bien venidas seáis a mí!-Es el hombre en la tierra dueño de sí mismo, y es-sin embargo-su mayor trabajo serlo, que el hombre es el mayor obstáculo del hombre.-Y desde que lo fui, desde que empeñé esta lucha que dura en esta tierra toda la vida y ¡quién sabe cuantas vidas en otras!-nunca creí en la paz, ni en el contento, ni en másfelicidad que este íntimo regocijo que produce ver felices a los otros.
     Sufrir para mí no era sufrir: era ensancharme, ser, crecer. Y desde que la amo, creo ya en la felicidad de una hora, porque a su lado me olvido de todas las miserias, y-en la tierra-la única felicidad posible es el olvido de la Tierra.
     Cuerpo y alma son ciertamente encarnizados contrarios. No es amor estúpido decuerpo lo que brota de mí para María:-es que el ser humano no está completo en el hombre: es que la mujer lo completa: es que esta indomable vida de mi espíritu necesitaba para no caer vencida-resignación y ternura, abnegación y luz porque-si la luz se perdiera, hallaríasela de nuevo encendida en el alma de una mujer. (Corriendo al encuentro de Guttermann, que entra por la puerta del fondo.) ¡Oh,amigo, en hora buena llegas!-Complacíame ahora de venturas mías: no estaban todas juntas si no te tenía cerca de mí.


ESCENA 2ª
GROSSERMANN y GUTTERMANN
GUT.     Fuérame dado venir contento como tú.-
GROS.     Ley parece que no nazca una alegría sin que nazca al mismo tiempo un pesar-mas ¿qué tienes? ¿Te han llegado malas nuevas de tu hermana?
GUT.     (¡Mi hermana!) No, Grossermann, no: perotiene afligida a la ciudad la desgracia de Frank.-
GROS.     Pues ¿qué le ha pasado a Frank?
GUT.     ¿Recuerdas tú que amaba con pasión a su mujer?
GROS.     Y ¿lo ha engañado?
GUT.     Engañado, amigo, a él-hombre noble y generoso-con el amor del joven Alfred, vano y necio.
GROS.     Y ¿ha podido hallar esa malvada hombre superior a Frank?
GUT.     Ciegas son del alma las mujeres queengañan a sus maridos: no podía ella ver alma tan alta como aquélla.-
GROS.     Y ¿lo supo Frank?
GUT.     Vive ya en otro mundo el que le robó el cariño de su mujer.-
GROS.     ¿Lo ha matado?
GUT.     Hallólos al volver a su casa en plática de amor.
GROS.     ¿La mató a ella?
GUT.     No:-¿qué hombre mata a una mujer? Pero no fueron más rápidos sus ojos en mirar que sus manos en herir. Lo vio,vio sus labios en las manos de su mujer, vio los labios de la mujer sobre su frente, y los del hombre no volvieron a abrirse más:-Allí quedaron fríos: ¡allí oprimió la cabeza del cadáver contra la mano que besaba, y la sacudió sin levantarla con furia que debió darle el infierno! ¡Horrible fue, en verdad, aquel beso tremendo de despedida!
GROS.     (Ya preocupado.) No de otra manera deben...
tracking img