Adaptación del gita

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1176 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
DUALIDAD: ¿el sino del hombre?
La dualidad está presente en todo lo que conoce y afecta al ser humano, desde el sexo hasta el eterno tema del bien y del mal, pasando por la tecnología. Los gigantes del software que dominan el mundo de la informática hace mucho que dejaron atrás la aplicación del principio inicial del internet: ser una herramienta para el intercambio abierto de ideas einformación, al alcance de todos. En sus inicios, la red estaba disponible de manera total y gratuita para cualquier interesado, incluyendo el software, asociado entonces a la modalidad de “código abierto”, cuyo funcionamiento estaba a la vista de quien deseara examinarlo y aplicarlo de acuerdo a sus necesidades. Pero no tardó en aparecer el egoísmo característico de nuestra especie, mal calificado deastucia, viveza o inteligencia por quienes lo admiran, envidian o utilizan para beneficiarse a costa de sus semejantes, y así, adelantándose a otros espíritus también adictos al poder, al dinero y al placer, aparecen los fundadores de Microsoft y similares, tomando el control de la mayor parte de la red con sus productos de “código no compartido abiertamente” y convirtiéndose en iconos entre lostriunfadores más listos y ricos del mundo. Como muestras fieles de la dualidad que rige el comportamiento de nuestra especie, surgen a la sombra de estos empresarios los hackers, en su mayoría jóvenes de las nuevas generaciones nacidas con la ventaja de la sobre-estimulación moderna, y por tanto más capaces que las precedentes, que se realizan a sí mismos diseñando software alternativos gratuitos oentrando en los espacios virtuales privados para descubrir sus puntos vulnerables y alertar sobre los mismos, pudiendo asomar la nariz en las cuentas de un banco privado, de la OTAN o del Pentágono, y enterarse de las claves de identificación, generalmente no con la intención de llevarse dinero o información alguna, sino para dejar un mensaje de alerta a la respectiva seguridad diciendo: “si yo puedover sus datos, los malos también. Arréglenlo”. Inevitablemente surgen también otros genios aislados, jugando la parte mala de la partida, conocidos como crackers, especialistas en descubrir también puntos débiles en los sistemas privados de información, pero interesados en invadir dichos espacios para introducir virus, saquear cuentas, sembrar la confusión y el pánico, en fin, para practicar elcibervandalismo. Como puede verse en este ejemplo concreto, de una misma realidad surgen casi simultáneamente el bien y el mal, con todo el relativismo y los gradientes que queramos poner entre ambos polos. Y de esta manera, el dudoso “progreso” tecnológico de nuestra humanidad, que le está costando la vida al planeta y aniquilando cada día muchas especies animales y vegetales, sigue las mismaspautas de Alfred Nobel, inventando la dinamita con propósitos constructivos, invento que no tardó en ser destinado a fines bélicos (de ahí su fundación del premio más famoso de todos, para purgar culpa), o la malversación de descubrimientos como medicinas que terminan usadas en guerras bacteriológicas, o las armas arrojadizas prehistóricas, que fueron concebidas para defenderse de los depredadoresanimales y no tardaron en ser usadas contra los de la misma especie. Seamos cavernícolas, habitantes de la Edad Media o la punta de nuestra especie en pleno siglo XXI, seguimos en lo mismo, en esa innegable dualidad que marca el paso humano de la luz a la oscuridad y viceversa, cada dos por tres. Obviamente, este baile irracional y masoquista dio origen a cuanta teología ha sido capaz de idear elhombre para explicar su deseo de hacer el bien y su tendencia al mal, su afán de grandes obras para ayudar a la humanidad y su esclavitud al egoísmo y al miedo individual y colectivo, sus progresos cada vez más sofisticados en la manipulación de masas o en las tácticas de ataque y defensa. Yo mismo siento que soy portador de esa tendencia a lo destructivo o a lo inútil, y muchas veces he caído...
tracking img