Adiestramiento canino

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 83 (20738 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Literatura I
Antología

Contenido

Antiguedad
El origen de los mitos, Isaac Asimov: 3 Poesía grecolatina: Píndaro, 5 / Arquíloco, 6 / Tirteo, 7 / Alceo, 7 / Safo,7 / Simonides de Ceos, 8 / Anacreonte, 9 / Baquílides, 11 / Catulo, 12 / Lucrecio, 13 Cuentos hindues: El tirano, 14 / El enganador enganado, 14 / El raton cambiado en nina, 15 / No confíes ningun secreto a una mujer, 16 / Lasonrisa de Shiva, 19 Literatura prehispanica: El arbol florido, Nezahualcoyotl, 22 / De fabula, 23 / El jaguar,24

Edad Media y Renacimiento
Poemas espanoles, Luis de Camoes, 25 Leyendas nordicas: La tumba de las tres princesas, 27 / La novia del senor, 28 El marido apaleado, cornudo y contento, Giovanni Boccaccio, 31

Siglo XIX
El cuervo, Edgar Allan Poe, 36 Filosofía de la composicion, EdgarAllan Poe, 40

Siglo XX
El viejo alfarero, Wong Tae Min, 50
2

Antigüedad
El origen de los mitos
Isaac Asimov
El deseo de conocer parece conducir a una serie de sucesivos reinos cada vez más etéreos y a una más eficiente ocupación de la mente, desde la facultad de adquirirlo simplemente útil, hasta el conocimiento de lo estético, o sea, hasta el conocimiento “puro”. Por sí mismo, elconocimiento busca sólo resolver cuestiones tales como “¿a qué altura está el firmamento?”, o “¿por qué cae una piedra?” Esto es la curiosidad pura, la curiosidad en su aspecto más estéril y, tal vez por ello, el más perentorio. Después de todo, no sirve más que al aparente propósito de saber la altura a que está el cielo y por qué caen las piedras. El sublime firmamento no acostumbra interferirse enlos asuntos corrientes de la vida y, por lo que se refiere a la piedra, el saber por qué cae no nos ayuda a esquivarla más diestramente o a suavizar su impacto en el caso de que se nos venga encima. No obstante, siempre ha habido personas que se han interesado por preguntas tan aparentemente inútiles y han tratado de contestarlas sólo por el puro deseo de conocer, por la absoluta necesidad demantener el cerebro trabajando. El mejor método para enfrentarse con tales interrogantes consiste en elaborar una respuesta estéticamente satisfactoria, respuesta que debe tener las suficientes analogías con lo que ya se conoce como para ser comprensible y plausible. La expresión “elaborar” es más bien gris y poco romántica. Los antiguos gustaban de considerar el proceso del descubrimiento como lainspiración de las musas o la revelación del cielo. En todo caso, fuese inspiración o revelación, o bien se tratara de la clase de actividad creadora que desembocaba en el relato de leyendas, sus explicaciones dependían, en gran medida, de la analogía. El rayo, destructivo y terrorífico, sería lanzado, a fin de cuentas, como un arma, y a juzgar por el
3

daño que causa parece como si se tratararealmente de un arma arrojadiza, de inusitada violencia. Semejante arma debe ser lanzada por un ente proporcionado a la potencia de la misma, y por eso el trueno se transforma en el martillo de Thor, y el rayo en la centelleante lanza de Zeus. El arma sobrenatural es manejada siempre por un hombre sobrenatural. Así nació el mito. Las fuerzas de la Naturaleza fueron personificadas y deificadas. Losmitos se interfluyeron a lo largo de la Historia, y las sucesivas generaciones de relatores lo aumentaron y corrigieron, hasta que su origen quedó oscurecido. Algunos degeneraron en agradables historietas (o en sus contrarias), en tanto que otras ganaron un contenido ético lo suficientemente importante como para hacerlas significativas dentro de la estructura de una religión mayor. Con la mitologíaocurre lo mismo que con el arte, que puede ser pura o aplicada. Los mitos se mantuvieron por su encanto estético, o bien se emplearon para usos físicos. Por ejemplo, los primeros los primeros campesinos sintiéronse muy preocupados por el fenómeno de la lluvia y por qué caían tan caprichosamente. La fertilizante lluvia representaba, obviamente, una analogía con el acto sexual y, personificando a...
tracking img