Adjuntoo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1496 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
CARTAGENA MUSICA L EN EL SIGLO XX

Al llegar al siglo XX, podemos decir que Cartagena posee dos características determinantes: La primera, gran influencia de la música negra e indígena. Ha llegado a todos los niveles, se ha vuelto música popular, con cierta autenticidad y encanto indiscutible. Ha penetrado en todas las capas sociales, que la reciben como medio de expresión único, casi sinexcepción. Es música ligada umbilicalmente a la danza. Como segunda muestra de música, la llamada culta, va a tener un representante provinciano, que Cartagena lo adopta casi inmediatamente, el maestro Adolfo Mejía. Con este magnífico compositor y con una nómina de artistas, pequeña pero de calidad, Cartagena resume sus siglos de cultura musical.

Cartagena no es excepción a la regla general, quesigue imperando en Colombia, de que la música culta es para la clase culta. Dicho de otra manera, lamentablemente, se asume que solamente gentes privilegiadas pueden comprender y gozar las obras de los grandes compositores, literatos, poetas y pintores. Ese elitismo tenía que acentuarse más en Cartagena, pues históricamente es allí donde comienzan las divisiones y subdivisiones para regir el pueblo,desde los altos gobernantes españoles, fríos, miedosos de la pérdida de sus poderes, hasta los negros que, como vimos antes, al subastarse, eran equiparados con los más comunes objetos. Este elitismo excluyente, sigue imperando en Colombia debido a la educación, que aún no le da la debida importancia a la música, ni a la falta de pedagogos musicales y de nivelación cultural. En música no podía serla excepción Cartagena, con el resultado catastrófico de que, a la larga, las llamadas élites culturales casi han desaparecido. Es cierto que en un momento dado se hicieron planes y se efectuaron los famosos Festivales Musicales de Cartagena, que llegaban también al pueblo, pero no ha existido un plan definido y orientado a llevar al pueblo la cultura musical. Este es un punto importante, porque,por una u otra razón, los españoles eran apasionados de la cultura musical y trataron de llevarla a todos, es decir, que todo el pueblo cantara, o al menos, escuchara las grandes obras musicales de sus compositores. Todo ese ímpetu, esa paciencia de enseñar música, de fundar escuelas de música, y de amar la música, se perdió en medio del odio contra todo lo que tuviera que ver con los españoles.El grito de independencia era arrollador y el ánimo no estaba para ser objetivos, y ver lo bueno que hubieran podido hacer los españoles. Por consiguiente se llega en el siglo XX, a una Cartagena con perspectivas muy tristes en cuanto al desarrollo de la música culta para todos sus habitantes. Sin embargo, también es justo agregar que de la llamada élite de Cartagena se puede esperar un virajedecidido, pues pocas gentes existen en Colombia tan llenas de amor a su ciudad, a la misma cultura y además, a su propio pueblo.

EL AFRICANISMO O NEOAFRICANISMO EN EL SIGLO XX

Después de tantos siglos de sufrimiento, ya llegado el momento cuando los negros podían expresarse libremente, surgieron antiguas remembranzas artísticas o musicales que principiaron a tener enorme importancia nosolamente dentro del ambiente negro. Son ahora los blancos los que van a buscar en los ritmos y músicas negras algo para revitalizar la decadente música europea. Lo que quedaba después de las guerras en Europa, incluyendo la primera guerra mundial, no era otra cosa que una música expresionista, música enfermiza que a la fuerza la pusieron de moda en el mundo y en especial en Latinoamérica en donde notenía que apegarse, pues nuestros pueblos estaban lejos de aquel expresionismo enfermizo, decadente, malsano, perturbante, que no rimaba con el espíritu del negro o del indio, incapaz de comprender aquellos sentimientos. Podría resultar otro expresionismo, cursi, como el de la telenovela rosa; expresionismo como extremismo de sentimientos pero, en ningún caso, extremismo de perversidades al estilo...
tracking img