Administracion

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2304 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Algún grupo de moda está dando un escandaloso concierto en mi casa. Subo derechito a la habitación de David. Está haciendo la tarea en su escritorio. No tiene caso ni saludar, no me va a oír. Cierro su puerta y el sonido baja cincuenta decibeles. Qué bueno que junto con su nuevo estéreo, Julia tuvo la sensatez para ponerle una puerta a prueba de ruidos en su cuarto. Desde que Julia abrió suoficina, todos nos hemos acostumbrado a cenar bastante tarde. Como consejera matrimonial Julia dice que el mejor horario para trabajar es entre las 4 de la tarde y las 9 de la noche. Para sus clientes es lo mejor. En cuanto a nosotros, nos consolamos con los pasabocas que prepara Julia.

-Estoy invitada a una fiesta muy especial el sábado en la noche.
-Maravilloso, - le contesto al tiempo queme sirvo lo último del plato de hígado de pollo. -¿Qué tiene de especial?
-Es una fiesta de los de tercero. Solamente cuatro de nosotras, que no estamos en tercero, hemos sido invitadas
-Tan popular mi hija, le guiño.
-Por qué no, dice Carolina dando un giro.
Los muchachos solo me dejaron un sandwich de queso crema con aceituna. Me lo como de dos mordidas.
-¿Entonces, me das permiso?-pregunta.
-No veo por qué no. -Me manda un beso soplado y sale flotando de la cocina.
-Espera un momento -le llamo. -¿Hay alguna razón por la que no debería dejarte ir?
-En realidad no, -dice. -Después de todo, ya casi tengo catorce años.
-Sí, toda una dama. Si es que casi, significa que faltan más de ocho meses. -Repentinamente me percato de lo que pasa. -¿A qué horas se supone queacaba esta fiesta?
-No lo sé, -dice tranquilamente. Demasiado tranquilamente.
-Supongo que tarde .
-¿Qué tan tarde, Carolina? - pregunto, al tiempo que abro el refrigerador buscando una cerveza.
-Pero, Papi, su voz comienza a hacerse chillante,- no puedo dejar la fiesta antes de que termine. Abro la lata de cerveza y me encamino a la sala. -¿Hasta qué horas. Carolina? -insisto.-Papá, es una fiesta de Tercero... -sigue sin responder a mi pregunta. -¿No lo entiendes?
-Sí entiendo, -digo y enciendo el televisor. -Y quiero que estés de regreso en casa para las 10 de la noche.
-¡Pero Claudia, Alba Lucia y Piedad van a ir! -Comienzan a rodar las lágrimas. -¿Por qué yo me tengo que quedar en casa?
-No tienes que quedarte en casa. Sólo tienes que regresar antes de las diezde la noche. -Comienzo a cambiar los canales sin ton ni son.
-¿Qué te dijo tu mamá?
-Me dijo que te preguntara a tí, -solloza Carolina.
-Así que me preguntaste y te respondí. Así que se acabó, querida.
-¡Le dije que no ibas a entender!, -grita y sale llorando para su cuarto.

Yo sigo cambiando los canales. Faltan diez minutos para las seis. En un rato más Julia llamará coninstrucciones para la cena. ¡Qué idea la de enviarme a Carolina para esto! Julia debió haber sabido que yo no le iba a permitir llegar tarde a la casa.

-Déjame verificar: a las 7:00 pongo el horno a calentar a 350 grados y después de 10 minutos meto la lasaña.
-Sí, cariño, - confirma Julia. -¿Está todo bien?
-No precisamente. Me temo que Carolina no va a querer cenar con nosotros esta noche.-Oh, oh, Eso quiere decir que le negaste el permiso tajantemente.
-Tajantemente- digo con firmeza -¿Qué esperabas que hiciera?
-Esperaba que utilizaras la técnica de negociación que Jonah nos enseñó.
-No voy a negociar con mi hija -digo irritado.
-Está bien, es tu opción -dice Julia con toda calma. -Puedes dictar la respuesta, pero tienes que estar dispuesto a sufrir lasconsecuencias. Por lo menos hasta el sábado, no esperes ser popular con tu querida hija.
Cuando ve que no contesto, continúa, -Alex, ¿no quieres considerarlo de nuevo, por favor? Es un caso típico de negociación. Sólo usa la técnica, escribe la nube.Enciendo la TV para ver las noticias. Nada nuevo. Negociaciones. Los Serbios y los Musulmanes, los Israelitas y los Arabes: otro secuestro. A donde voltees...
tracking img