Administracion

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1159 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 18 de septiembre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
UNIVERSIDAD LA SALLE MORELIA

TEMA:
El vendedor más grande del mundo

Alumna: Mónica Gpe. Saldaña Moreno
Grupo: 815-b
Maestra: CP Ma. Carmen Castell Contreras
Materia: ventas Turísticas

RESUMEN
Hafid era uno de los más grandes vendedores, pero él mismo se dio cuenta de que estaba llegando a su fin.
Le ordeno a Erasmo que vendiera todas las pertenencias que tenia para vender y que hiciera unrecuento de todo el dinero que poseía y que lo repartiera entre los pobres, y demás trabajadores, y también le dio buena parte a él y su palacio; como Hafid sabía que Erasmo tenía una gran ambición de ser vendedor le dijo que le iba a dejar el más preciado de todos sus tesoros y riquezas.
Hafid le dijo que él había visto una luz en Erasmo y que era la señal de que debía entregarle a él lospergaminos, así que Erasmo se comprometió con Hafid a acompañarlo hasta el día de su muerte y entonces quedarse con el palacio de Hafid, con una parte de sus bienes para empezar a prosperar en el negocio y con los valiosos pergaminos.
El pergamino número uno: Dice que la diferencia que existe entre aquellos que han fracasado y aquellos que han tenido éxito está en los hábitos de cada uno, los hábitos buenosson la base de todo el éxito.
El pergamino número dos: Saludará al día con amor, porque es la arma más poderosa de cualquier empresa y si tiene esta arma a favor suyo nada le podrá fallar. Podrán desconfiar de lo que dice, de lo que hace, de lo vende... pero si tiene amor este se contagiará y llenará el corazón de los otros. ¿Cómo lo hará? Amando todo lo que le rodea por insignificante que sea,hablándoles bien a sus enemigos para que se conviertan en sus amigos, no criticando a nadie,...
El pergamino número tres: Tiene que persistir hasta que alcance el éxito, porque ni el fracaso ni la derrota son parte de él, así evitará no escuchar a los que se quejan porque puede que se le contagie.
El pergamino número cuatro: Tiene que aprender que es una criatura única y especial, que por muchaspersonas que hayan en la tierra nadie va a ser como él.Ya que nadie es como él intentará no imitar a los demás en ninguna de sus formas de hacer las cosas porque cada uno es diferente y especial.
El pergamino número cinco: Tiene que vivir hoy como si fuera él ultimo día de su vida, no pensará en el ayer eso queda sepultado cada día que pasa, y sepultado con el ayer está el mañana, nunca pensará enlo que le va a pasar mañana, no se debe de atormentar por él.

El pergamino número seis
Tiene que dominar todas sus emociones, porque si no consigue hacer esto su vida será un fracaso, tiene que aprender a controlar sus pensamientos para que éstos no dominen a sus acciones, tiene que vender con alegría así ésta se trasmitirá.
El pergamino número siete
Dice que se tiene que reír del mundo, queningún ser excepto el hombre, tiene la virtud de reírse, de modo que tiene que aprovechar este don. Cuando las cosas le vayan mal, lo primero que tiene que hacer es reírse, y cuando vea algo que le puede pasar, él mismo se dirá “Esto pasará también”, porque todo, al fin y al cabo, tiene que pasar.
El pergamino número ocho
Este día de hoy multiplicará su valor un cien por cien, si el hombre puedehacerlo con las cosas, ¿no puede hacerlo también para él mismo? La respuesta es afirmativa, y con una ventaja y es que el hombre puede elegir lo que quiere multiplicar.
El pergamino número nueve
Dice que los sueños carecen de valor alguno, al igual que las metas, que tiene que pasar a la acción para que estas cosas tengan valor.
El pergamino número diez
Dice que todo hombre tiene un Dios, el quesea, y al cual tiene que orar todos los días, pero no para pedir riquezas ni cosas materiales, sino para que éste le señale el camino que le lleva a conseguir todas estas cosas materiales.
Un día llegó un señor a la puerta del palacio de Hafid y le dijo a Erasmo si podía pasar a visitar a su señor, Erasmo después de pensárselo mucho le dejó entrar.
El señor le preguntó si era el más grande...
tracking img