Administracion

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1080 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 20 de abril de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
INTRODUCCION

"El líder es mejor cuando la gente apenas sabe que existe... cuando su trabajo se ha cumplido y sus metas realizadas, la gente dice: 'lo hemos hecho nosotros'" Lao Tzu

Hasta el hartazgo ha sido tratado el tema del liderazgo en múltiples medios, conferencias, seminarios y empresas, sin embargo, no ha llegado a la saciedad, ya que a pesar de todos los esfuerzos el liderazgocontinúa envuelto en esa aura mítica, propia de los héroes clásicos. No nos ha sido posible dejar de asociar a un líder con un “cuasi-santo”, ese ser mítico que viene a solucionar nuestros problemas. Visto de esta forma, nos alejamos cada vez más de la posibilidad de tener o convertirnos en líderes. No escuchamos las palabras de John Kotter: “El liderazgo no es algo místico y misterioso. No tiene nadaque ver con tener ‘carisma’ o cualquier otro rasgo exótico de personalidad. No es el dominio de los elegidos”.
Quizá por esto hay una percepción generalizada de que vivimos un “vacío de liderazgo”, ¿dónde están aquellos súper hombres, líderes míticos sobre quienes leemos en los libros de historia? Probablemente estemos algo confundidos –más aún ahora, a pesar de los innumerables intentos pordefinir el liderazgo– acerca de lo que significa un líder. Tal vez nos cueste aprender que no es una meta que se alcanza con desvelos, trabajo, relaciones y demás tácticas. No es el mundo ideal en donde “yo soy el jefe; me ha sido dado el premio de ser líder”. Es más bien un camino, una manera de vida que se ejerce incluso sin grandes puestos o con un poder formal.
Dicho así, el liderazgo ya no seantoja tan atractivo como nos gusta imaginarlo, ¿quién no sueña finalmente con ser “el jefe”, como meta en la vida, tener poder, gloria y fama? Deberíamos dejar de pensar en los personajes famosos como líderes –aquellos que tienen monumentos y le dan nombre a las glorietas–, y pensar mejor en quienes no aspiran a eso. Finalmente, un líder es aquél que logra canalizar los deseos, las aspiraciones ylas necesidades de los demás en un proyecto que toma para sí, es quien trabaja no por lo que quiere, sino por algo superior a él.
Pero no hay que desviarnos del tema. Éstas son las frases que llevan a ver al líder como algo etérero e inalcanzable. Claro que también existe el polo opuesto, el concepto ultramaterialista del liderazgo. El cual es ver a quien tiene más poder como verdadero líder.Ahora, hay que centrarnos en la generación de líderes. ¿Cómo se logra? Decir que nadie nos enseña a serlo es un tema tan usado como el de que nadie nos enseña a ser padres. La pregunta es ¿se puede aprender a ser líder? Pese a la abundancia de literatura y cursos, no es posible que nos enseñen a ser líderes, pero sí podemos aprender a serlo. Se trata de un viaje íntimo y personal, en el que hay queromper cientos de paradigmas y, ante todo, conocerse a uno mismo. Al ser puramente
personal, depende del individuo, de su convencimiento de emprender este viaje una y otra vez.
Si admitimos que no se puede enseñar, sino que depende de las elecciones diarias, ¿cómo podemos solucionar la falta de líderes? ¿Estamos condenados al fracaso, al depender de que, individual y de manera espontánea, hayapersonas que descubran cómo ser líderes? En este sentido, dependemos como sociedad de cada persona para que se vuelva líder, lo que no descarta preparar un terreno fértil para que esto suceda. La sociedad no puede enseñar a ser líder, pero sí la manera de aprender y de abrirse a las transformaciones.
En este contexto, el líder se vuelve un fenómeno cultural. Al no existir recetas para serlo, no sonlos cursos, ni los libros leídos o los títulos adquiridos los que dan como resultado un líder. Éstos no son precisamente quienes ocupan altos puestos o acumulan poder y dinero. Son quienes cuestionan, viven y generan el cambio.
Líderes en México
En nuestro país existen grandes barreras culturales que hay que vencer. Se nos enseña a esperar al líder, a obedecerlo. El verdadero líder no pide...
tracking img