Administracion

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1331 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
El secreto de la Sandía

Juan era un niño que tenía unos tíos que lo querían mucho.

Los tíos tenían una granja y los papás de Juan a veces lo enviaban allí para que pasara sus vacaciones. Pero esto no le gustaba a Juan.

Es que Juan pensaba que la granja estaba muy lejos y allí no estaban sus amigos. Lo único que le gustaba a Juan de la granja, era tener tiempo para compartir con su amigoAndy. Así que esta vez que lo invitaron fue muy emocionado para ver a Andy.

Cuando sus tíos lo recogieron en la central camionera para llevarlo a la granja, él les contó de sus planes de ir con Andy pasear y a nadar, les contó que Andy una vez lo rescató, pues se estaba ahogando en el río. Los tíos se sorprendieron mucho de escuchar esto, se miraron el uno al otro y siguieron escuchando a Juanen silencio.

Juan siguió contándoles que Andy sabía un secreto, “el secreto de la sandía”. Y ahora Juan deseaba conocer ese secreto y sabía también que su tío lo contó a Andy, así que le dijo a su tío: —¡Oh, tío! ¡Te lo suplico! ¡Cuéntame el secreto de la sandía!— En ese momento estaban llegando a la granja, donde su tía había preparado una mesa y había en ella una charola.

¿Te imaginas conqué fruta?
¡Claro! ¡Con una deliciosa sandía!

—Bien, Juan, es el momento de que te explique el secreto de la sandía.

Mira Juan, en el principio, cuando Dios creó a Adán y a Eva, ellos vivían muy unidos, en perfecta comunión... y los puso en el Jardín del Edén— mientras su tío contaba esta historia había tomado en sus manos la sandía y la había mostrado como la unidad perfecta del hombre conDios, y la depositó suavemente sobre la charola.

—En este jardín Adán y Eva podían comer cualquier fruto, excepto el fruto del árbol del bien y del mal. Pero el diablo — dijo, tomando el cuchillo y cortando la sandía por la mitad —era muy astuto y habló con Eva, introduciendo en ella las semillas de dudas y desconfianza. Eva entonces desobedeció a Dios, y lo mismo hizo Adán.

Ahora, Juan,dime, ¿de qué color son las semillas de la sandía? ¿Blancas brillantes u oscuras como la noche?

—Oscuras como la noche — respondió Juan.

Correcto— dijo el tío —y estas semillas oscuras me recuerdan que desde que Adán y Eva pecaron la oscuridad del pecado vino al mundo. Y es que a partir de entonces todos los hombres hemos nacido siendo pecadores, por cuanto todos pecaron y están separados dela gloria de Dios. Romanos 3:23

Ahora bien, Juan, tú y yo, cuando comemos sandía, botamos las semillas oscuras; pero la triste realidad es que no podemos botar tan fácilmente al pecado de nuestras vidas... Pero, Dios sí puede.

¡Mira!— dijo el tío, tomando nuevamente la sandía en sus manos —
¿Cuál es la parte de la sandía que más te gusta?

—Pues la parte roja, tío — dijo Juan. —!Exacto!— dijo alegremente el tío. —Y esa parte me recuerda a Cristo. ¿Sabes? Él es el mejor regalo que Dios ha dado al mundo. Dios lo envió para salvarnos... Era perfecto, hacía las mejores cosas, decía siempre la verdad, pero los hombres lo crucificaron. Cristo murió en la cruz por ti y por mí, para salvarnos de nuestros pecados.
1 Co. 15:3-4

El tío le mostró a Juan la parte blanca de la sandía, yle dijo —¡Hey, mira Juan! ¿Qué nos puede decir esta parte blanca de la sandía? Mira, después de comer lo rojo, ¡queda lo blanco! Cuando nosotros admitimos nuestros pecados, y le decimos a Dios que creemos que Cristo murió por nosotros, para pagar por nuestros pecados, Él nos limpia de nuestra maldad, quita lo oscuro del pecado y ve a nuestro corazón puro y blanco, ¡el blanco corazón que Jesús halimpiado!

¿Qué te parece? ¿Vas a decirle hoy mismo a Jesús que crees en Él y a pedirle que te quite lo oscuro del pecado de tu corazón?

—¡Oh, claro!— dijo Juan —Quiero decirle a Jesús que creo en Él y quiero pedirle que quite mis pecados.—

Esa tarde, Juan, acompañado por su tío, en oración, recibió el perdón de sus pecados cuando habló con Dios.

Tan alegre estaba el chico, que dijo...
tracking img