Administracion

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (377 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
La Reyna Quetzal

Remotas leyendas mayas aseguran que en la mañana en que los Altos Señores del Alba y del crepúsculo crearon el mundo americano, los vientos, soplando en círculos mágicos sobre lacimera de un árbol de guayacán o de guayaco, condensaron su espíritu, y que enseguida del remolino de las hojas verde azules, como una flecha, voló el primer quetzal.
Por eso, desde los másmitológicos tiempos, su augusta belleza está presente en los fastos y tradiciones del Nuevo Mundo. Admirado de su galanura y señorío, el guatemalteco maya y mestizo lo hizo vivir en sus leyendas, al lado de susdeidades, representándolo con mucha frecuencia en sus códices y pictogramas.
El quetzal es adorno y recreo de príncipes soberanos. En la detallada y muy curiosa descripción que Bernal Díaz delCastillo (1519) hace del palacio de Moctezuma, al hablar de las aves que en sus jardines se encontraban cautivas escribe: “Digo que desde águilas reales y otras más pequeñas de otras muchas maneras de avesde grandes cuerpos, hasta pajaritos muy chicos, pintados de diversos colores, también donde hacen aquellos ricos plumajes que laboran de plumas verdes, y las aves de estas plumas, son del cuerpobellas a manera de las pecases que hay en nuestra España, llámense en esta tierra quetzales, y otros pájaros que tienen la pluma de cinco colores, que es verde, colorado y blanco y amarillo y azul.
Elalto valor que gozaron esas plumas en el mundo precolombino los hace artículo tan preciado que algunos pueblos del sur de México y Centro América las utilizaban como moneda de trueque.
Según aseguraAntonio de Torquemada, entre los quichés existía una ley que prohibía, bajo pena de muerte, la destrucción del quetzal, cuyas plumas, como el cacao y las mantas listoniadas de flores o figurasmitológicas, servían de moneda.
Con intención simbólica, pues no es imaginable que ave tan huraña como es el Quetzal, descienda sobre el fragar y el espanto de un campo de batalla, las crónicas de la...
tracking img