Adolecencia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (305 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de diciembre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
Es importante orientar y apoyar a los jóvenes, para que tomen decisiones correctas, pues con esos comportamientos tan de moda entre muchachos y muchachas, se corre el riesgo de sentar basesequivocadas, que indudablemente van a repercutir negativamente en sus relaciones familiares futuras.

Una guía para los padres

Los padres pueden hacer mucho para ayudar a sus hijos adolescentesen el proceso de desarrollar su propia identidad, si entre otras cosas, ponen en práctica lo siguiente:

-Mantener la calma. Actuar con irritación o en forma agresiva, en lugar de solucionarlos problemas, los complica.

-Seleccione sus batallas. No conviene hacer un escándalo por todo. Hay cosas intranscendentes en las que los padres deben dejarlos hacer, dándoles oportunidad de queusen su libertad y tomen decisiones. Cuando se trata de algo vital o trascendente, entonces sí conviene que los padres orienten, convenzan y exijan.

- Escuche sus motivos. Los adolescentesmanejan razonamientos interesantes, tienen sus motivos para actuar. Lo mejor que puede hacer es escucharlos activamente y con atención, en vez de tratar de imponerse en forma autoritaria. Ellos sesentirán tomados en cuenta y se abrirá la posibilidad del diálogo.

-“Pésquelos” cuando hacen algo bueno. Muchas veces los padres enfatizan las fallas y las cosas negativas y cuando sus hijoshacen algo positivo, no se les da reconocimiento. Si no se toma en cuenta lo positivo, se puede dar la impresión de que se les ataca por sistema y sin razón.

-Predique con el ejemplo. Losadolescentes son particularmente observadores y críticos. Si usted les exige lo que usted no hace, está perdiendo ante ellos autoridad moral y difícilmente será convincente cuando quiera orientar sucomportamiento.

Yo te aconsejo que leas el libro de reciente aparición del profesor y ensayista estadounidense, Douglas Rushkoff, se llama: COERCIÓN. POR QUÉ HACEMOS CASO A LO QUE NOS DICEN.
tracking img