Adolescencia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1059 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
¿En que nos hemos convertido?
¡Levántate hijo! Tienes que ir a la escuela, ¡deja de molestarme mama! respondemos mal humorados porque nos desvelamos viendo tele, jugando videojuegos, computadora, hablando o enviando mensajes. Esto es común escucharlo todos los días por las mañanas en la casa de cualquier adolescente y por si fuera poco tienen que llevarnos a la escuela porque no somos capaces detomar el camión o caminar cierta distancia para llegar a ella, que tontos somos ¿no creen? Pues el asistir a la escuela es un compromiso con la vida no es ningún merito asistir a ella y de la responsabilidad con que la cumplamos dependerá nuestra calidad de vida futura. Nos vamos a la escuela con el uniforme arrugado e incluso sucio porque no nos tomamos la molestia de hacerlo el día anterior oni siquiera durante el fin de semana. Tenemos a la mano los equipos más modernos, ipod, blackberry, la lap mas equipada, presumimos del celular o la ropa más cara y muchas veces sin merecerlo, solo fue un obsequio de nuestros padres por nuestras exigencias y nuestra cara bonita, y claro si uno de estos se nos descompone vamos corriendo con papa o mama para que pague la reparación y tiene que ser ala brevedad y sin respingar, y si no es así pobrecitos de ellos ya que les esperan un sinfín de ofensas e incluso el típico chantaje de “tu no me quieres”. Eso si, idolatramos a falsos personajes de MTV, cuando nuestros padres han trabajado por más de 48 horas seguidas y no le tenemos ni una pisca de respeto. Nosotros los adolescentes creemos saberlo todo y si no lo sabemos lo buscamos eninternet, siempre huimos a quien nos hable de moral, honor, buenas costumbres y de plano corremos del que nos habla de religión ya que nos parece aburrido.
Admiramos a gente que gana el dinero fácilmente, sin luchar por el (sicarios, políticos) acaso no nos damos cuenta de que nosotros también recibimos una paga semanal o mensual efectivamente ¡sin trabajar por ella! Y todavía nos quejamos de que nonos alcanza y si a cambio nos piden nuestros padres hacer alguna labor dentro del hogar nosotros como muestra de agradecimiento respondemos con desfachatez yo no lo voy hacer, es tu obligación mantenerme yo no pedí nacer.
En la actualidad es alarmante el número de divorcios pues si, nos lanzamos a la aventura de casarnos a temprana edad y más tarde volvemos a casa para que mama y papa nuevamentenos resuelvan la vida porque la relación no funciono, dime tu como va funcionar? Si ninguno de los dos es capaz de servir al otro en su nueva vida como nunca batallaron en su hogar con sirvienta incluida.
Tomamos alcohol como si fuera agua, ya sea para olvidar, para entrar en “ambiente” jododamente creemos que nos hacemos un bien cuando es todo lo contrario y del consumo de drogas ni hablar paraser hoy un adolescente popular y “normal” hay que ser vago, ignorante, altanero, desconsiderado, hostil, violento e inculto.
Hemos perdido la esencia como humanos un claro ejemplo es que estamos atados a nuestro celular prácticamente sin parpadear conversando con esa persona que está lejos de nosotros e ignoramos por completo a aquella que tenemos a nuestro lado. ¿cuántos de nosotros sedemos ellugar a una persona mayor o una mujer embarazada?.. Parece que entre más ofendemos somos mejor como persona, señalamos a ese ratero cuando apenas ayer conseguimos las preguntas del examen de matemáticas de mañana.
Somos el resultado del típico padre que dice: Yo no quiero que mis hijos pasen lo que yo pase. O díganme ustedes cuántos de nosotros conocernos la verdadera escases de alimentos, comova ser eso si tenemos lleno nuestro refrigerador, pero eso si no hay comida en la estufa no hay nada. Cuántos de nosotros lustramos nuestros zapatos, no es necesario la señora del aseo ya lo hizo al igual que limpio nuestro cuarto. A nuestra edad nuestros padres no conocían ni la ciudad de México y nosotros ya hemos ido más de 4 veces a disneylandia. Parece que nosotros los adolescentes nacimos...
tracking img