Adoracion proviene del trono

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2131 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA ADORACIÓN QUE PROCEDE DEL TRONO
DEFINICIÓN: Los grandes momentos de quebrantamiento, entrega apasionada, devoción profunda y compromiso con la santidad de Dios que acontecieron en la historia de la fe tuvieron lugar siempre que el pueblo de Dios pudo ver el trono, y temió delante de aquel que esta sentado en él. INTRODUCCION: Dios quiere producir una adoración integral. Una ADORACION queproceda del trono de Dios. Esta adoración reafirmará la gloria de Dios, hará que nuestra vida sea transformada, que nuestras congregaciones experimenten la realidad de la presencia de Dios, que nuestras ciudades y naciones se dispongan para que la salvación de Dios se manifieste.

DESARROLLO: El trono esta en el centro de todos los acontecimientos de la historia que legítimamente podemos llamaravivamientos. ¿Que ha sucedido cuando Dios ha decidido visitar a su pueblo? El mismo ha producido un fuerte despertar, una clara percepción en cuanto a que hay alguien en el trono, y que ÉL es Santo, Santo, Santo. Mientras adoramos a ese que esta en el trono ÉL volverá a visitarnos como antaño.

Nuestra adoración debe producir más causas que efectos.

Nuestra adoración no deberá ser solo undesborde de emociones pero sin consecuencias profundas en cuanto a un cambio de vida en aquellos que asisten a nuestras reuniones.

Dios quiere que nuestra adoración en Espíritu y en Verdad haga que nos sometamos a su palabra, que andemos en el espíritu y que pronunciemos un “amen” a la totalidad de la voluntad de Dios para nuestras vidas.

CONCLUSIONES: La adoración sin una percepción del tronopuede producir que se cante mucho pero que se adore poco. Que se grite mucho pero que se llore poco. Dios no quiere que al nosotros ignorar a Aquel que esta en el trono reemplacemos el sonido de su presencia por nuestro propio sonido que muchas veces resulta extraño frente a la santidad de Dios.

BASE BÍBLICA: Apocalipsis 4, Isaías 6.

APLICACIONES PRACTICAS: Necesitamos volver a anhelar eltener “Encuentros con Dios” de una manera personal e íntima. Cada encuentro producirá un sometimiento a la voluntad de Dios y al cumplimiento del propósito de Dios para nuestra vida.

Necesitamos traer el arca de Dios a nuestras casas y desde allí levantar un altar de adoración a Dios. Una adoración que se expresa en el servicio y en acciones y actitudes que honran el nombre de Dios.

Necesitamosentender que la adoración verdadera producirá ministros y ministraciones enmarcadas por un carácter santo e integro y no solo por un derroche de dones y talentos.

LA PERCEPCIÓN DEL TRONO

El trono esta en el centro de todas las cosas. Sin una percepción clara de él, nuestra adoración y practica cristiana se puede corromper. Sin el temor y el temblor que viene por una genuina percepción delcarácter y la santidad de Dios, cualquier tipo de alegría que la iglesia experimente no será sino euforia.

Dios primero establece su orden, luego manifiesta su gloria pero cualquier manifestación irreverente ante esa manifestación acarrea el juicio de Dios. ¿Qué deberíamos hacer para experimentar el avivamiento y la adoración que proceden del trono?

La primera respuesta sería: "Estar abiertosal mover del Espíritu. Su palabra dice: el viento sopla de donde quiere, y aun oyendo su sonido no sabes de donde viene ni para donde va. Dios es libre, misterioso y nosotros queremos que sea como nosotros para ahorrarnos el camino de ser transformados. Cuando queremos encajonar a Dios, el ya se ha salido, pero en nuestro intento de manejarlo a nuestro antojo y parecer construímos muy fácilmenteuna imagen distorsionada de Él.

La segunda respuesta sería: Teniendo claro lo que fluye y emana de ese trono y de aquellos seres que están alrededor de él para entender claramente la importancia de exponernos delante de ese trono pudiendo expresar, manifestar y reflejar una adoración integral, en espíritu y en verdad.

APOCALIPSIS 4: 2-3/Y al instante yo estaba en el Espíritu; y he aquí, un...
tracking img