Adsadas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 118 (29469 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
William Shakespeare

EL REY LEAR

www.infotematica.com.ar

Texto de dominio público.
Este texto digital es de DOMINIO PÚBLICO en Argentina por cumplirse más de 30 años de la muerte de su autor (Ley 11.723 de Propiedad Intelectual). Sin embargo, no todas las leyes de Propiedad Intelectual son iguales en los diferentes países del mundo. Infórmese de la situación de su país antes de ladistribución pública de este texto.

PERSONAJES LEAR, rey de Bretaña. EL REY DE FRANCIA. EL DUQUE DE BORGOÑA. EL DUQUE DE CORNOUAILLES. EL DUQUE DE ALBANIA. EL CONDE DE GLOCESTER. EL CONDE DE KENT. EDGARDO, hijo legítimo del conde de Glocester. EDMUNDO, bastardo del conde de Glocester. CURAN, cortesano. UN MÉDICO. UN BUFÓN. OSVALDO, intendente de Goneril. UN CAPITÁN, a las órdenes de Edmundo. UNOFICIAL, adicto a Cordelia
3

UN HERALDO. UN ANCIANO, vasallo del conde de Glocester. Servidumbre del duque de Cornouailles. GONERIL REGAN hijas del Rey de Lear. CORDELIA Caballeros del séquito del rey Lear, oficiales, mensajeros, soldados. La escena pasa en Bretaña.

4

ACTO PRIMERO ESCENA PRIMERA Palacio del rey Lear (Entran el CONDE DE KENT, el CONDE DE GLOCESTER y EDMUNDO.) EL CONDE DEKENT.-Siempre creí al rey más inclinado al duque de Albania que al duque de Cornouailles. EL CONDE DE GLOCESTER.-Lo mismo creíamos todos; pero hoy, en el reparto que acaba de hacer entre los de su reino, ya no es posible afirmar a cual de los dos duques prefiere. Ambos lotes se equilibran tanto, que el más escrupuloso examen no alcanzaría a distinguir elección ni preferencia. EL CONDE DE KENT.-¿Noes ése vuestro hijo, milord?
5

EL CONDE DE GLOCESTER.-Su educación ha corrido a mi cargo, y tantas veces me he avergonzado de reconocerle que al fin mi frente, trocada en bronce, no se tiñe ya de rubor. EL CONDE DE KENT.-No os entiendo. EL CONDE DE GLOCESTER.-Su madre me entendería mejor; por haberme entendido demasiado vio un hijo en su cuna, antes que un esposo en su lecho. ¿Comprendéis,ahora, su falta? EL CONDE DE KENT.-No quisiera yo que esa falta hubiese dejado de cometerse, pues produjo tan bello fruto. EL CONDE DE GLOCESTER.-Tengo, además, un hijo legítimo, que le lleva a éste algunos años de ventaja, mas no por ello le quiero más. Verdad es que Edmundo nació a la vida antes que le llamasen; pero su madre era una beldad, y no hay que ocultar el vergonzoso fruto que dio a luz.¿Conoces a este gentilhombre, Edmundo? EDMUNDO.-No, milord. EL CONDE DE GLOCESTER.-Es el conde de Kent. Desde ahora le respetarás como a uno de mis mejores amigos. EDMUNDO.-Mis servicios están a las órdenes de vuestra señoría.
6

EL CONDE DE KENT.-Sois muy amable, y deseo captarme vuestro afecto. EDMUNDO.-Procuraré, milord, hacerme digno de vuestra estimación. EL CONDE DE GLOCESTER.-Hapermanecido nueve años lejos de su país, y aún será preciso que vuelva a ausentarse. (Oyese el toque de trompetas.) ¡El rey llega! (Entran el Rey Lear, los duques de Cornouailles y de Albania, Goneril, Regan, Cordelia y séquito.) LEAR.-Id, Glocester, a acompañar al rey de Francia y al duque de Borgoña. EL CONDE DE GLOCESTER.-Obedezco, señor. (Salen el conde y Edmundo.) LEAR.-Ahora, nos vamos a manifestarnuestras más secretas resoluciones. A ver, el mapa de mis dominios. Sabed que hemos dividido nuestro reino en tres partes. De los motivos que a ello nos deciden, el primero es aliviar nuestra, vejez del peso de las tareas y negocios públicos, para asentarlo en hombros más jóvenes y robustos, y así, aligerados de tan onerosa carga, caminar sosegados hacia nuestra tumba. Cornouailles, hijo querido,y vos, duque de Albania, que no amáis menos a vuestro padre, nuestra firme voluntad es asignar públicamente en este día a cada una de nuestras hijas su
7

dote, a fin de prevenir con ello todos los debates futuros. Los príncipes de Francia y de Borgoña, rivales ilustres en la conquista de nuestra hija menor, han permanecido largo tiempo en nuestra corte, donde el amor los retiene: hay que...
tracking img