Adventistas del séptimo día vs. adventistas evangélicos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 36 (8857 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 18 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
En búsqueda de la Verdad - En búsqueda del Camino - En búsqueda del Reposo

Pastor. Wolfgang Streich (Wolfi)

B.A. Teología - Seminario Adventista Latinoamericano de Teología de la Universidad Adventista del Plata - (Entre Rios - Argentina)

Actualización Teológica - Universidad Evangélica del Paraguay - Instituto Bíblico Asunción - Fraternidad Teológica Latinamericana (sede Paraguay) -Facultad Latinoamericana de Estudios Teológicos (sede Paraguay)

Lic. Periodismo - UniNorte - Paraguay

wsparaguay@gmail.com

wolfi30@hotmail.com

El Evangelio es "las buenas, alegres, y felices noticias que hacen que el corazón cante y que los pies dancen".

Muchos hemos intentado cumplir un deseo interior, impulsado a veces por fuerzas externas (mucha “presión religiosa”), queriendotrascender nuestra naturaleza humana y pecadora. Muchas veces yo mismo en el pasado he intentado hacer cosas fuera de mi alcance, y he quedado en ridículo, ante Dios, ante otras personas, y ante mí mismo. Nos inventamos la innecesaria obligación de ser como Dios. En consecuencia, sentimos la punzante humillación de no ser suficiente buenos, de ser inferiores y de haber perdido el control.

No tenemosque ser buenos para ser salvos, pero sí tenemos que ser salvos para ser buenos. No se trata de quiénes somos, sino de a quién pertenecemos. ¡Cuán bueno es Dios! "No hay nada que podamos hacer para que Él nos ame más, ni nada que podamos hacer para que nos ame menos".

La paz es una profunda disposición del corazón. Es humildad, es la capacidad de renunciar a la necesidad de ser aprobados porlos demás o por nosotros mismos. Esa posibilidad tiene base en la certeza que nuestros aciertos o nuestras faltas en cualquier área no afectan en absoluto el amor de Dios hacia nosotros y nuestros prójimos. La paz que viene de confiar en que Dios acepta nuestro auténtico ser es la base de nuestra capacidad para llevar el amor reconciliador de Dios a otros en los ámbitos más humildes y en lasacciones más humildes y cotidianas.

Mi Testimonio sobre mis creencias actuales y las creencias Adventistas del 7º día.

Por Wolfgang Streich

I – Mi Experiencia

Mi nombre es Wolfgang Streich. Nací en una familia Adventista del 7º día (IASD) bastante de la línea tradicional yo diría, aunque mis padres eran personas con mente muy abierta. Fui bautizado el año 1979 a la edad de 9 años. Amaba a laiglesia Adventista y estaba muy feliz de ser un miembro joven de la misma.

Durante muchos años no se me ocurrió nunca que la denominación en que había nacido podría estar predicando ciertas posturas equivocadas. Mucho menos se me cruzó siquiera por la mente que algún día estaría dejando de ser miembro de mi amada iglesia.

Desde muy pequeño me gustaba leer mucho, y en mi familia teníamos lamayoría de las publicaciones adventistas, desde una enorme colección de libros de Elena de White, otros libros, revistas, y por supuesto el himnario adventista y los folletos de Escuela Sabática.

Estudié en el Colegio Adventista de Asunción toda mi primaria. La educación Media la realicé en el Instituto Adventista Alberdi, donde realmente empecé a identificarme plenamente con la cultura o estilode vida Adventista, aunque también empecé a cuestionar ciertas contradicciones en la vida de algunas personas.

Mi vida Terciaria comenzó el año 1988 en el Colegio Adventista del Plata (C.A.P), donde inicié mis estudios de Teología. Todo parecía ir rumbo en popa. Mis padres, mi familia y amigos esperaban verme pronto convertido en todo un Pastor. Muchas veces en el seminario llegaroninterrogantes y cuestionamientos a mi mente, pero las tomé como cuestiones que seguramente no serían tan importantes, en el contexto de todo lo bueno que tenía la iglesia adventista.

Un hecho providencial ocurrió en este proceso. Sin yo comprenderlo plenamente, ciertas circunstancias me llevaron a realizar un paréntesis en la carrera el año 1990. Sin planearlo siquiera, me ofrecieron estudiar ese año...
tracking img