Agatha christie - asesinato en el campo de golf

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 244 (60860 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
ASESINATO EN EL CAMPO DE GOLF AGATHA CHRISTIE

Digitalizado por http://www.librodot.com

Librodot

Asesinato en el campo de golf

Agatha Christie

2

GUÍA DEL LECTOR
En un orden alfabético convencional relacionamos a continuación los principales personajes que intervienen en esta obra ARRICHET (Francisca): Antigua ama de llaves de la familia Renauld. AUGUSTO: Viejo jardinero. BEX(Lucien): Comisario de la policía francesa. CONNEAU (Jorge): Amante que fue de la señora Daubreuil. DAUBREUIL: Hermosa mujer, amiga íntima del señor Renauld. DAUBREUIL (Marta): Hija de la anterior. DURAND:Médico forense. DUVEEN (Bella): Una artista de varietés. DUVEEN (Dulce): Hermana gemela de Bella. GIRAUD: De la Sûeté de París. HASTINGS: Capitán retirado del ejército, amigo y colaborador dePoirot y cronista de esta novela. HAUTET: Juez de Instrucción. JAPP: Inspector de Seotland Yard. MARCHAUD: Agente de policía. MASTERS: Chófer de los Renauld. OULARD (Dionisia y Leonia): jóvenes hermanas, camareras de la familia Dos Renauld. POIROT (Hércules): El genial detective belga que protagoniza esta obra. RENAULD (Eloísa): Esposa de Renauld, asesinado. RENAULD (Pablo): Un millonaro de enigmáticopasado. RENAULD (Jack): Hijo del asesinado. STONOR (Gabriel): Secretario del anterior.

2

Librodot

Librodot

Asesinato en el campo de golf

Agatha Christie

3

CAPÍTULO PRIMERO UNA COMPAÑERA DE VIAJE
CREO que existe una anécdota famosa según la cual un joven escritor, resuelto a dar a su narración un principio bastante enérgico y original para alcanzar y retener la atención delmás hastiado de los editores, escribió lo siguiente: «-¡Demonio! -exclamó la duquesa.» Por extraño que parezca la presente narración mía comienza de un modo muy parecido, salvo que la dama que lanza la exclamación no es duquesa. Era un día de principios de junio. Había despachado yo algunos asuntos en París y tomado el tren de la mañana para regresar a Londres, donde seguía compartiendo unalojamiento con mi antiguo amigo el ex detective Hércules Poirot. Eran muy escasos los viajeros en el expreso de Calais: en realidad sólo venía otro en mi propio departamento. Yo había salido del hotel con alguna precipitación y estaba ocupado en el recuento de mis bártulos cuando arrancó el tren. Hasta aquel momento apenas me había dado cuenta de la presencia de mi compañera pero ahora me halléviolentamente llamado a reconocer su existencia. Levantándose de su asiento de un salto, bajó el cristal de la ventanilla y sacó fuera la cabeza, retirándola al cabo de un momento con la breve y enérgica exclamación: -¡Demonio! Ahora bien; yo soy un hombre algo anticuado. Para mí, una mujer debe ser femenina. ¡No puedo soportar a la neurótica muchacha moderna que se entrega al jazz de la mañana a la noche,fuma como una chimenea y usa un lenguaje que haría sonrojarse a una pescatera de Billingsgate! Levanté la cabeza con el ceño ligeramente fruncido y me hallé ante un rostro bonito, de expresión descarada y bajo un disparatado sombrerito rojo. Las orejas estaban ocultas tras espesas matas de rizos negros. Me pareció que tenía poco más de diecisiete años, pero su cara estaba cubierta de polvos y loslabios tenían un matiz escarlata enteramente imposible. Sin desconcertarse poco ni mucho, sostuvo mi mirada y ejecutó una expresiva mueca. -¡Pobre de mí! ¡He escandalizado al buen caballero! -observó, dirigiéndose a un imaginativo auditorio-. ¡Ofrezco mis excusas por mi lenguaje! Muy impropio de una señorita, etcétera, etcétera. Pero, Dios mío, ¡qué razón tenía para usarlo! ¿Sabe usted que heperdido a mi única hermana? -¿De veras? -dije cortésmente-. ¡Qué desgracia! -Me desaprueba -observó la dama-. Me desaprueba por completo, a mí y a mi hermana... Y esto último no está bien, ¡porque no la ha visto! Abrí la boca, pero ella se me adelantó. -¡No diga nada más! ¡Nadie me quiere! ¡Me iré al jardín y comeré gusanos! ¡Bujujuú! ¡Estoy aplastada! Y se escondió tras de un gran periódico cómico...
tracking img