Agrymoit

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 149 (37096 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Selección de entrevistas publicadas en el libro

PREDICCIONES
31 grandes figuras pronostican el futuro

FRENCH ANDERSON

La semana en la que hablé con el doctor French Anderson, el FBI estaba investigando una amenaza de muerte que le había llegado a su despacho. La carta anónima fue enviada a la Universidad de Carolina del Sur poco después de hacerse público su controvertido borrador depropuesta de realizar terapia génica experimental con fetos en el útero. La carta finalizaba con el siguiente mensaje: "es el deber de los discípulos de Dios luchar por tu muerte".

Anderson, director de terapia genética de la escuela médica universitaria, entregó la carta a las autoridades universitarias. Fue remitida a los inspectores postales y desde allí al FBI. Su oficina tomaprecauciones con los paquetes extraños desde finales de los ochenta, cuando Anderson llevó a cabo el primer tratamiento de terapia génica en pacientes humanos. Los correos amenazantes cesaron al poco tiempo, pero el último propósito de Anderson -inyectar genes diseñados en fetos, con objeto de corregir alteraciones hereditarias- ha inspirado cientos de correos electrónicos, faxes y llamadas telefónicas.El autor de esta última amenaza de muerte comienza su carta parafraseando una ‘acción alerta’ emitida por el Consejo de Genética Responsable (CRG), cuya junta incluye a científicos como el eminente paleontólogo Stephen Jay Gould, "al que conozco desde hace años" dice French. Sin embargo, está visiblemente afectado por el hecho de que la carta amenazante se basa en gran parte sobre materialoriginalmente publicado por el Consejo.
El CRG no mitigó sus palabras acerca de los propósitos de Anderson. Bajo el titular: "¡Di no al diseño de niños!", alertaba dramáticamente: "Ya está. Así es como empieza". Era un aviso de que Anderson pertenecía a un grupo de científicos que "favorecían un futuro en el que la raza humana podría ‘ser mejorada' a través de la ingeniería genética".
"Si se aceptaesta primera propuesta, ¿cuánto tiempo pasará antes de que las diferencias se conviertan en defectos y cualquier niño que no se adapte a algún arbitrario modelo de salud, comportamiento o físico sea considerado imperfecto?", se pregunta el Consejo. "¿Queremos un futuro en el que los niños sean producidos por una receta genética?”
Este tipo de retórica, dice Anderson, es engañosa. Ignora elterrible sufrimiento que los niños con enfermedades hereditarias padecen actualmente y presenta, en un lenguaje emotivo, sólo uno de los aspectos argumentales acerca de la ingeniería génica en niños.
En 1998, Anderson remitió un escrito al Comité Consultivo para la Recombinación de ADN (RAC) del Instituto Nacional de la Salud, el departamento estadounidense que considera y da luz verde a laespinosa investigación genética. En su informe esbozó un programa de terapia génica para fetos en el útero destinado a tratar dos condiciones, la deficiencia ADA y la alfa-talasemia.
Los niños nacidos con la enfermedad ADA no poseen sistema inmunitario. Hasta hace poco y con la llegada de tratamientos con fármacos, estaban condenados a vivir como ‘niños burbuja’ en una cámara de plástico estéril. Porotra parte, los fetos aquejados de la enfermedad de alfa-talasemia no producen hemoglobina. Las madres están obligadas a abortar antes de las veinticuatro semanas de embarazo y el feto, al morir, comienza a ser tóxico para la madre.
Anderson ha estado al frente de los tratamientos experimentales con terapia génica para niños con la deficiencia ADA también conocida como enfermedad de lainmunodeficiencia severa combinada. En 1990, con un equipo de científicos de los Institutos Nacionales de la Salud, realizó un experimento genético con un joven paciente que sufría ADA. Desde entonces, más de tres mil pacientes han recibido células con genes modificados con la esperanza de reemplazar los genes ausentes o defectuosos. Pero los resultados no han sido concluyentes. Todavía no hay evidencia...
tracking img