Agua envenedada

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 16 (3854 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 22 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El agua envenenada
El cura de la aldea de Tajimaroa fue llamado a la presencia de su Ilustrísima ya que era citado a declarar sobre los acontecimientos que se han suscitado donde él se vio involucrado de alguna manera ya se directa o indirectamente. Era poco tiempo que se le concedía para dar sus explicaciones eso lo ponía aun más nervioso no poder contar la historia completa ya que erademasiada larga, oscura y disparatada esa noche no pudo conciliar el sueño.
Al día siguiente él se encontraba en la catedral presenciando la misa; los nervios, sus pensamientos de cómo explicar todo enfrente de su Ilustrísima no lo dejaban concentrarse además el mormullo de todos los feligreses, él quería silencio estaba a punto de salirse cuando en eso aparece su Ilustrísima con su gran resplandorrodeado de la aristocracia que eran los viejos mercaderes, los tenderos retirados y los ex señores feudales todos ellos tan elegantes y distinguidos pero no como hace algunos años le impidió abandonar el recinto.
Cuando termino la sacristía fue llamado a la sala capitular es ahí donde se cuelgan los retratos de los arzobispos fallecidos su Ilustrísima estaba sentado con el desayuno puesto le dijoeres un conspirador cómo es posible que un cura se vea envuelto en asuntos de violencia y sangre lo peor de todo es que lo fomentes en secreto, que eso diez mil hombres eran una parte del rebaño que él le había confiado, que no los supo controlar, en los periódicos solo salían notas rojas de Tajimaroa, que eso feligreses eran muy dóciles, obedientes y respetuosos en gran demasía, su antecesores enel curato lo abalaban que ninguno tuvo un hecho lamentable, ni de rebeldía los pobladores los quisieron mucho que aun después de muertos les lloran y en cambio de él solo recibe quejas y más quejas.
El cura solo permaneció con la cabeza agachada y lo único que dijo fue que lo perdonara por todo y que le diera la oportunidad de explicarle que no lo juzgara antes de escucharlo.
Su Ilustrísimaaccedió regresándolo a Tajimaroa diciéndolo que de ese relato de pendía su absolución o su condenación.
Comenzó la carta escribiendo que antes que nada era muy importante contar algunas historias relevantes de su vida para que lo entendiera, lo comprendiera y todo tenga sentido. Nació en el año de 1908 en Zinapecuaro su padre empleado de correos y vendedor de manera en corta escala estuvoagonizando un año antes de su muerte por lo que su madre y él se fueron a vivir con el abuelo que había perdido los pies a causa de una gangrena, era una persona muy religiosa su sustento era la compra y venta de carbón en esos tiempos había decaído mucho a causa de la revolución.
Recordó un día en que le iba a llevar comida a su padre a la mitad de camino fue agredido por 5 o 6 sujetos armados le queríanquitar la canasta se defendió no iba a permitir que su padre se quedara sin comer fue eso lo que lo impulsó a defenderse así que se regreso a su casa en el camino se topo a dos compañeros de trabajo de su padre se unió a ellos hiendo de nuevo al trabajo contándoles su aventura, ese día se quedo a dormir en las oficinas junto a su padre en la noche se escucharon disparos y gritos su padre solorezaba y rezaba no les paso nada fue ahí donde se dio cuenta cual iba hacer su vocación en la mañana salieron rumbo a su casa pero en las calles solo se dejaban ver escenas espantosa llenas de sangre y muerte era inevitable no ver las.
De 7 a 11 años su rutina era pararse muy temprano para ir al monte en busca de hongos, hiervas, cazaba conejos y pájaros, acarreaba agua de la fuente publica condos latas de petróleo vacías recordó cuanto tuvo que ir por el agua pero afuera había una balacera a él no le importo y paso en medio del enfrentamiento solo sus dos latas sufrieron un balazo y toda el agua se salió, también cambiaba carbón por alguna torta de garbanzo, mantaca o algún trozo de cerdo fue el llamado año del hambre 1918.
Los revolucionarios llamados unos villistas, zapatistas,...
tracking img