Ahhh

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 76 (18840 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
TEORIA DE LA ORIENTACION PROFESIONAL
AUTOR: PIERRE NAVILLE

El hombre, la división del trabajo y la orientación profesional

1. El azar lo dispone

Es difícil encontrar a un escritor que al tratar el tema de la orientación profesional no comience por citar a Pascal: «La cosa más importante de toda la vida es la elección de un oficio. El azar lo dispone...» Generalmente no se sigueadelante. Se saca la conclusión de que el azar es un modo defectuoso de distribución de las profesiones. Hay que sustituirlo por otra cosa, es decir, proceder a una elección natural en función de las aptitudes individuales... De todas formas, antes de abordar este punto conviene releer atentamente toda la cita clásica de las Pernees de Pascal, la cual nos introducirá sin quererlo en el meollo de losproblemas que vamos a tratar en este libro.
«La cosa más importante de toda la vida es la elección de un oficio. El azar lo dispone. La costumbre hace a los albañiles, los soldados, los pizarreros. Es un excelente pizarrero, se suele decir; y hablando de los soldados hay quien dice: están chiflados; y otros, por el contrario: no hay nada más grande que la guerra; el resto de los hombres sonunos picaros. A fuerza de
oír alabar en la infancia unos oficios y despreciar todos los demás, se elige; ya que naturalmente amamos la virtud y odiamos la imprudencia. Estas palabras nos conmueven, tan sólo pecamos al aplicarlas. Y la fuerza de la costumbre es tan grande que hay países enteros de albañiles y países enteros de soldados. Sin duda, la naturaleza no es tan homogénea. Es, por tanto, lacostumbre la que produce tales resultados, porque constriñe a la naturaleza; pero también algunas veces es la naturaleza la que domina al hombre en su instinto, a pesar de la costumbre, buena o mala.»
Observado atentamente, este texto resulta pasablemente confuso, e incluso oscuro. Se hallan en él implicados al menos tres factores de diversidad profesional, por lo demás muy entremezclados:1) el azar

2) la costumbre

3) la influencia del medio («a fuerza de oír alabar en la infancia...»)

Veamos el primer punto, el azar. Pascal no está mucho más inspirado al tratar aquí de los oficios que en otras ocasiones memorables, por ejemplo, cuando contrapesaba el destino de los imperios a la longitud de la nariz de Cleopatra. Por otra parte, dicho sea de paso, muchas de susocurrencias más famosas no son más afortunadas. Su distinción del espíritu de geometría y del espíritu de finura parece hoy más discutible que nunca. En cuanto a su defensa de Jansenius contra los jesuitas... Pero no es ese nuestro asunto.
Pascal afirma, pues, y tras él casi todos los orientadores modernos, que, en principio, es el azar el que determina la elección de un oficio. Pero aún falta porsaber a qué se llama azar. Se puede ver a simple vista que al emparejar el sustantivo azar y el verbo determinar tiendo a dar una idea que probablemente no es la que tenía Pascal. La opinión de Pascal es, ante todo, la de un matemático del siglo xvii (¿qué sabía él en realidad de los oficios y de la formación profesional de su tiempo?), y además la opinión de un matemático a quien el cálculo deprobabilidades, que era entonces una novedad, atraía muy fuertemente. No es inútil subrayarlo, pues puede parecer por lo demás paradójico que rechacemos tan limpiamente la autoridad de un hombre tan grande. No obstante, se debería tener en cuenta este aspecto particularísimo del pensamiento de Pascal y todo lo que dicho aspecto tiene de unilateral. Ya la creencia en Dios podía ser, en su opinión, tansólo el resultado de una apuesta. A su vez, la historia universal podía depender de la variable aleatoria representada por la longitud de la nariz de una princesa egipcia. No hay por qué asombrarse de que, en principio, la distribución profesional de los seres humanos le pareciese también que no era más que el resultado de un reparto puramente probable, de un juego de azar. Por lo demás, la...
tracking img