Albert camus

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (705 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
hombres, libres y al mismo tiempo dependientes de las condiciones materiales; esto es, de los individuos constitutivamente dialécticos.

Albert Camus, (1913-1960).

Escritor y filósofo, nacidoen Mondovi, Argelia, y uno de los exponentes del existencialismo francés. Tras estudiar en la universidad de Argel, trabaja como periodista en el Alger-Republicain, primero, y luego, trasladado aFrancia en 1940, en el Paris-soir. Durante la guerra, combatió por la resistencia y, a partir de 1943, dirigió Combat, órgano clandestino de la misma. Su novela El extranjero (1942), en la que presentael tema favorito de sus escritos, lo absurdo de la vida humana, le lanza a la fama. En El mito de Sísifo. Ensayo sobre el absurdo (1943), repite temática, reelaborándola en un ensayo ya filosófico.Expone en esta obra su filosofía del absurdo juzgo que la noción de lo absurdo es esencial y puede figurar como la primera de mis verdades tema central en toda su obra: el absurdo nace de laconfrontación entre la experiencia del mundo y el deseo desenfrenado de claridad

A. Camus: Sísifo
“Levantarse, tomar el tranvía, cuatro horas de oficina o de fábrica, la comida, el tranvía, cuatro horas detrabajo, la comida, el sueño y con el mismo ritmo es una ruta que se sigue fácilmente durante la mayor parte del tiempo. Sólo que un día se alza el por qué y todo comienza con esa lasitud teñida deasombro. Comienza: La lasitud está al final de los actos de una vida maquinal, pero inicia al mismo tiempo el movimiento de la conciencia. La despierta y provoca la continuación es la vuelta inconscientea la cadena o el despertar definitivo. Al final del despertar viene, con el tiempo, la consecuencia.

También la inteligencia me dice, por lo tanto, a su manera, que este mundo es absurdo. Esinútil que su contraria, la razón ciega, pretenda que todo está claro; yo esperaba pruebas y deseaba que tuviese razón. Mas a pesar de tantos siglos presuntuosos y por encima de tantos hombres...
tracking img