Albert einstein

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 38 (9499 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Albert Einstein
el hombre, el científico, el ciudadano

Albert Einstein

Albert Einstein
El hombre, el científico, el ciudadano
Nicolás Copérnico Isaac Newton

Un año especialmente
importante para la vida de Albert Einstein y también para la humanidad fue 1905. En esta fecha, el científico publicó en la prestigiosa revista alemana Annalen der Physik un conjunto de artículos que irían aconmocionar al mundo de la ciencia y nuestra comprensión del mundo físico y del Universo.

Albert Einstein, 1920.
2

El hombre, el científico, el ciudadano

La originalidad de su pensamiento, expresado en esos trabajos, fue tan grande que inició una revolución en el mundo de las ideas comparable a la que en su momento introdujeron Copérnico o Newton. Para la ciencia, Einstein marca unhito; sin embargo, la fama de la cual gozó en vida y la continua exposición que los medios de comunicación hicieron de su cotidianidad y aparente extravagancia han dificultado el entendimiento cabal no sólo de sus teorías científicas, sino de sus posturas como militante de importantes causas sociales. Mientras su figura ha sido endiosada por poseer supuestamente una mente fuera de lo común, otrivializada por las imágenes fotográficas irreverentes que de él se divulgan hasta la saciedad –el personaje de melena rebelde e indumentaria descuidada–, los verdaderos contenidos de sus ideas y sus actitudes en bien de la sociedad han sido dejados al margen u Portada de la prestigiosa revista olvidados. en la que Albert Einstein escribió, Al lado del gran científico inmerso en en 1905, los artículosque conmocionarían el mundo de sus estudios y cálculos, atareado en prela física. La revista era dirigida parar conferencias y exposiciones, conpor el premio Nobel de Física Max Planck. vivía el ser humano con sus contradicciones y anhelos, con una tensa vida familiar y una preocupación constante por aportar, desde sus amplios conocimientos, criterios para que la humanidad progresara no sólotécnica, sino social y espiritualmente.

3

Albert Einstein

Desde muy pequeño Albert mostró una inclinación extraordinaria por conocer y procurar descubrir el porqué de las cosas, e intentar descifrar lo que había detrás de la realidad visible.

4

El hombre, el científico, el ciudadano

Un niño inquieto
Todos sus biógrafos coinciden en afirmar que Einstein tuvo problemas con el lenguajey que fue un poco lerdo para aprender a hablar y que, al parecer, respondía con lentitud a lo que se le preguntaba. Aunque esto no dejó de preocupar a sus padres, más tarde él mismo reconoció que se trataba de una especie de introspección profunda por la que se abstraía del mundo, para formularse los problemas que se le planteaban y encontrar respuestas. La revelación del misterio de la ciencia sele dio casualmente a los cinco años cuando su padre lo llevó a visitar una feria. Dentro de una vitrina apareció una gran brújula que dejó fascinado al niño. Albert Einstein a la edad de diez años en el Gymnasium Luitpold ¿Por qué, invariablemente y de Munich,1889. aunque se moviera el objeto, la aguja siempre apuntaba al norte magnético? El que la aguja se comportara de manera tan determinada lecausó una impresión honda e indeleble. “Detrás de las cosas debía haber algo oculto...”, pensó, asombrado. Develar esa clave se convirtió en una de las motivaciones de su vida. La dedicaría precisamente a eso, a hacer inteligibles los enigmas escondidos en la naturaleza. “El misterio es lo más hermoso que nos es dado sentir. Es la sensación fundamental. La cuna del arte y la ciencia verdaderos”,escribiría años después.
Página anterior : El joven Albert, 1893.
5

Albert Einstein

Hermann Einstein

Pauline Koch

Su afición por las matemáticas proviene también de su infancia. Su tío Jakob le enseñaba álgebra.Resolvían ecuaciones sencillas jugando con la incógnita: el juego consistía en dar caza al animal X hasta averiguar su nombre –el valor de la incógnita X–. A Albert le...
tracking img