Alcoholismo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 30 (7344 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de noviembre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
Alcoholismo
   Las bebidas alcohólicas, (el vino, la cerveza, los licores...), constituyen, junto al tabaco, una peculiar dimensión donde se mezclan fuertemente los valores socio-culturales y la posición del sujeto que, desde el psicoanálisis, es fundamental en la constitución de la droga como tal.
El vino, por su parte, es una bebida embriagadora que se encuentra ya en relatos antiguos ypervive en las referencias en la literatura y en canciones, en tanto es una bebida sumamente popular si bien su primacía se encuentra jaqueada actualmente por la iniciativa de las empresas cerveceras. 
Es sabido que su ingestión provoca, como toda bebida alcohólica, la reducción de represiones y quien bebe supone poder, bajo su influencia, encontrar palabras más fácilmente y actuar en formadesenvuelta, sin los tapujos propios de su estado "normal", reduciendo tensiones, ansiedad, culpa o vergüenza.
El vino o la cerveza son bebidas que cumplen y han cumplido su parte en los procesos de iniciación del adolescente en el "mundo del adulto", en tanto, en nuestras provincias especialmente, eran los propios padres u otros mayores quienes invitaban el primer vaso al jovencito con un "ya sos unhombre" o es entre los mismos adolescentes el beber una marca de su ubicación como no más niño y la botella o la latita elemento de intercambio entre los integrantes de un grupo.
Por cierto, en esta medida, las bebidas alcohólicas son consideradas desde lo social un elemento íntimamente unido a festividades o a celebraciones, e incluso a situaciones de duelo, presentes en velatorios o despedidas.En cuanto al caso del bebedor que bebe hasta el extremo de la borrachera o en el alcohólico propiamente dicho, suele hablarse de tres etapas o fases consecutivas:
* una primera caracterizada por el levantamiento o aflojamiento de represiones, lo cual provoca una sensación de euforia o alegría, locuacidad y desparpajo.
* luego, un estado depresivo o de tristeza.
* y, finalmente, tras laborrachera, la "resaca", un malestar generalizado, en lo físico y en lo anímico, del cual salen los bebedores recurriendo nuevamente al alcohol.
El alcoholismo en sus características generales es semejante a otras adicciones a drogas, si bien distintos autores acentúan la base depresiva del sujeto (más allá de la estructura psicopatológica de base) y su relación con la oralidad, en una equivalencia de labebida alchólica con la leche como medio por el cual se calmaran angustias o ansiedades infantiles, como suministro incondicional e ideal que asegurara la presencia de quien ejerciera la función materna de cuidado y alimentación.
El intento en el beber se orientaría a llenar un vacío, en un movimiento impulsivo que, revitalizando la lógica de la necesidad, urge la incorporación del líquido engrandes cantida-dades.
El dolor psíquico, intolerable, exigiría en estos sujetos el intento de su cancelación. En muchos casos el alcohólico almacena botellas, en previsión de la irrupción del estado depresivo o de profunda tristeza que no puede procesar por sus propios medios, psíquicamente.
En cuanto a los efectos estimulantes o excitantes de las bebidas alcohólicas, si bien se encuentranincluídas entre las drogas depresoras, se debe a que por su influencia sobre el Sistema Nervioso Central se produce la depresión de los centros nerviosos superiores y, conse-cuentemente, la liberación de los centros inferiores gobernados por aquellos.
Desde el psicoanálisis, Freud se refirió a las drogas definiéndolas como "quitapenas" que permitirían esquivar los límites que la realidad impone y accedera un mundo que ofrecería mejores condiciones de sensación, planteando que el hombre necesitaría recurrir a lenitivos para poder soportar el dolor que la existencia plantea.
Y en 1912, en "Sobre la degradación de la vida erótica", texto incluídp en "La psicología de la vida amorosa", hace una alusión directa al alcoholismo, diciendo que la relación del bebedor con el vino evocaría la armonía...
tracking img