Alejandro león cannock, crónicas del pensamiento

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1078 palabras )
  • Descarga(s) : 12
  • Publicado : 22 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Alejandro León Cannock, Crónicas del pensamiento
No quiero ser como quieren que sea
¿Cómo hacerse una vida buena? Lo hemos preguntado por primera vez.
¿Cómo hacerse una vida buena? Resuena constantemente en nosotros. No podría responder esta cuestión sin antes indicar desde dónde me expreso: si por “vida buena” se quiere significar la vida adecuada a las normas sociales, al sistema, a loscódigos que determinan lo normal y, al mismo tiempo, condenan y califican como anormal lo que no ha sido categorizado por ellos, entonces no tengo nada más que decir. Para mí, ubicado donde estoy, siempre al lado de la libertad, “vida buena” es una fórmula que expresa algo totalmente distinto a “adecuación al sistema”. Ni siquiera “deber” o “respeto” son categorías que vale la pena traer a colaciónpara intentar una respuesta. Por el contrario, aunque al inicio caiga en la incomprensión, tal vez mi intuición de lo que es una vida buena esté mucho más cerca del irrespeto; de la falta consciente, voluntaria y programada. Pues, si revisamos la inocencia del diccionario -que es la misma que la del uso- descubriremos que la entrada “respeto” está emparentada con otros conceptos que tal vez seancondenados por la mayoría en la superficie de los discursos, pues hacerlo es lo políticamente correcto, pero que, sin embargo, son deseados por todos, como decía Spinoza, en la intimidad: sometimiento, acato, obediencia, sumisión, etc. ¡Qué extraña vida es aquella que obtiene su bondad de la obediencia a algo, sea lo que esto sea (Iglesia, Estado, Padre, Esposo, Partido, Moda, Internet, etc.)!Servidumbre voluntaria es como llamaba ya en el siglo XVI el joven libertario Esteban De La Boetie a este deseo servil. Nada más alejado de lo que imagino, deseo y persigo.
Desde mi perspectiva, una vida buena debe entenderse como aquella que se desvía, que se sale de la carretera común deseando hallar parajes desconocidos; parajes que, gracias a su incógnita condición, son maravillosos. Pienso que soloasumiendo esta posición siempre excéntrica, marginal, irónica y humorística es posible alcanzar una vida buena en el sentido en el que yo la entiendo. ¿Por qué? Porque es la única forma de hacerse una vida propia. “Bueno” y “propio” empiezan a mostrarse como dos maneras de nominar una misma realidad. Como afirmaba Deleuze retomando al cineasta Jean-Luc Godard: no me interesa una idea justa(adecuada), solo busco justo una idea (singular). Yo podría afirmar, por mi parte, que no me interesa una vida justa, sino justo una vida. No querer formar parte representa la iniciativa de la voluntad que desea ser alguien, no simplemente uno más. Por “bueno”, entonces, no designo el éxito del individuo al adecuarse a un sistema que lo precede y lo preside; sino, más bien, su capacidad paradistinguirse mediante un movimiento libre y radical de cualquier forma de codificación normalizadora; y junto con ello, la reivindicación de su inmanencia, es decir, de la potencia de su propio deseo, de su singularidad. Una vida buena es, en pocas palabras, la de aquel que ha logrado ser absolutamente fiel a sí mismo. Como afirmaba el romántico Stirner: la vida auténtica es la de aquel que llega a ser suúnico propietario, es decir, soberano de sí mismo.
Dos preguntas espinosas se interponen en mi razonamiento: ¿qué significa que esta vida buena tenga que “hacerse”? ¿A qué aludo con “fiel a sí mismo”? Que la vida buena se haga significa que no es algo que se compra en un supermercado; no es un premio o un don natural; mucho menos producto del azar o un regalo de los dioses; tampoco algo que unoencuentra por ahí, mientras deambula por las calles pensándola, anhelándola, buscándola. La vida buena se hace, esto es, se construye, se fabrica, se crea, se produce. No hay mejor categoría que la que hemos heredado de los griegos para referirnos a este acontecimiento genético: poiesis. Poiesis significa, en líneas generales, “producción”. De ahí que el trabajo de un artesano o el de un artista,...
tracking img