Algebra de valdor

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1313 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 21 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Owin y Beky jugaban a las damas chinas cuando escucharon golpes insistentes.
—¡Abran! —gritó una voz.
—¿Quién es?
—¡Traigo a su padre! ¡Está enfermo!
Los mellizos se miraron atemorizados.
Beky saltó y abrió la puerta sin preguntar más.
Dos hombres, uno de overol azul y otro de bata blanca, cargaban al señor Meneses, quien arrastraba los pies y cabeceaba como si estuviese a punto dedesmayarse.
Sangre de campeón SIN CADENAS
DERECHOS RESERVADOS
—¿Dónde podemos acostarlo? —preguntó el que parecía médico.
—Aquí, en el sillón.
El padre de Owin y Beky trabajaba como obrero. Era flaco, un tanto encorvado, de temperamento nervioso y con frecuencia deprimido desde que su esposa murió. Apenas lo recostaron, comenzó a temblar y a emitir gemidos de pánico como si viera fantasmas alrededor.—¿Qué le pasa a mi papá? —preguntó Beky.
El médico abrió su maletín y sacó una jeringa.
—Voy a inyectarle un sedante.
La angustia había invadido a los muchachos. Miraban a su padre y después al médico.
—¿Qué... qué tiene mi... mi papá? —insistió Owin tartamudeando como solía hacerlo—, ¿po... por qué tiembla y llora? ¿Por qué hace esos ruidos? ¿Se vo... volvió loco?
El doctor habló mientraspreparaba la ampolleta.
—Ha sufrido un colapso nervioso.
—¿U... un qué?
—Los pensamientos negativos lo han dominado. Su espíritu está como encadenado. Necesita terapia psicológica.
Beky protestó:
—¿Encadenado? ¿Terapia? ¡No entiendo nada!
El hombre de overol azul que acompañaba al médico le explicó a los niños.
—Su papá se preocupa demasiado. Es perfeccionista y se toma todo demasiado enserio. Algunos compañeros le hacen bromas y él se enfurece. ¡Se pone como loco! Hoy, nuestro jefe lo regañó. Le dijo que era un bueno para nada, lo hizo quedar en ridículo frente a todos y lo amenazó con despedirlo. ¡Meneses comenzó a temblar y a gritar! Tomó una barreta de acero y golpeó la maquinaria. Trataron de detenerlo, pero
Carlos Cuauhtémoc Sánchez
DERECHOS RESERVADOS
también le pegó a uncompañero. Por fortuna sólo le sacó el aire. Entonces se puso a llorar y a sacudirse como si le estuviese dando un ataque. Así está desde entonces.
Owin y Beky se quedaron callados mientras el doctor terminaba de inyectar a su padre. La medicina tardó en hacerle efecto. Mientras tanto, comenzó a jadear como si le faltara el aire. El médico trató de tranquilizarlo.
—No se preocupe, todo va aestar bien.
—Papá, cálmate —dijo Beky—, nos estás asustando.
—¡Es injusto! —gritó el enfermo con todas sus fuerzas—. ¡Van a correrme del trabajo! Desde que murió mi esposa, me ven triste y nadie me quiere. ¿Qué va a pasar si me despiden? Tengo dos hijos que mantener —gimió amargamente como lloriqueando—. ¡Injusto! ¡Injusto! Yo siempre he sido un hombre trabajador y honrado, pero no tengo apoyo.Odio la fábrica, odio a mis compañeros, odio a mi jefe. Ojalá que a todos les vaya mal. ¡Se lo merecen!
—Tranquilícese, Meneses —sugirió el médico—, trate de no pensar en nada.
El hombre temblaba y sudaba como si estuviese ardiendo en fiebre. Luego se giró de espaldas sin cerrar los párpados. Sus hijos lo contemplaron un largo rato. Después Beky comentó en voz baja:
—Él nunca se había puesto asíantes.
—E... es cierto —confirmó Owin—, cua... cuando mamá vivía... nue... nuestra familia e... era muy hermosa... pe... pero ahora...
Echó un vistazo alrededor como queriendo explicar. La casa estaba descuidada y los escasos muebles se caían a pedazos; como había comenzado la época de lluvias, numerosas goteras hacían tintinear los recipientes llenos de agua que estaban distribuidos por toda lavivienda.
Sangre de campeón SIN CADENAS
DERECHOS RESERVADOS
—Nuestra familia sigue siendo hermosa —rebatió Beky.
El doctor escribió una receta, cerró su maletín y dejó sobre la mesa una caja de medicina.
—Su papá está sedado. Dormirá hasta mañana. Que se tome estas pastillas como lo indica la receta y no vaya a trabajar. Necesita descanso. Si tiene otra crisis llámenme.
Los muchachos...
tracking img