Algo de historia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1521 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El poder corruptor de los cárteles de los hermanos Beltrán Leyva y de Los Zetas infiltró todas las estructuras de gobierno y seguridad en Quintana Roo. En su nómina aparecen autoridades y policías federales, estatales y municipales.
Informes de la Subprocuraduría de investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO), revelan que la influencia de ambas organizaciones criminales enesa entidad se dejó sentir desde 2007 e incluso eran las únicas “autorizadas” para desarrollar actividades criminales por sus pactos con autoridades de todo nivel.
Controlaban y vigilaban el aeropuerto de Cancún, donde descargaban aviones con cocaína procedente de Colombia, el desembarco de droga en lanchas, las carreteras, además del narcomenudeo, la venta de protección a negocios y empresas, lossecuestros y hasta el tráfico de armas e indocumentados.
Las indagaciones oficiales señalan que ambos grupos delictivos utilizaron al estado que es el principal destino turístico en México y registra gran movimiento de divisas, para lavar dinero en casas de cambio, restaurantes, centros nocturnos y discotecas, según el expediente PGR/SIEDO/UEIDCS/217/2009 al que tuvo acceso EL UNIVERSAL.
Elpoder corruptor de los hermanos Beltrán Leyva y Los Zetas alcanzó en los tres últimos años todas las esferas de las instituciones y corporaciones de seguridad federales y del estado, casi en forma similar a lo ocurrido en los años 90 con el cártel de Juárez, en cuyo caso incluso su infiltración llegó al gobernador de ese entonces, el hoy extraditado a Estados Unidos, Mario Villanueva Madrid.
Paradelinear el panorama de cómo ambos grupos delictivos penetraron las instituciones gubernamentales en Quintana Roo, la Siedo se valió de los testigos protegidos Jennifer, Zajed, María Fernanda, Rafael y Yeraldine.
El control del aeropuerto
Las declaraciones de Jennifer, el testigo colaborador que fue uno de los principales operadores del cártel de los Hermanos Beltrán Leyva y que hoy aparececomo el principal acusador en los más importantes casos investigados por la SIEDO, sirven como muestrario de cómo la corrupción del narcotráfico alcanzó nuevamente al poder político en esa entidad. Resumió así la misión que le fue encomendada para Quintana Roo:
“Mi objetivo era coptar funcionarios públicos, principalmente policías y gente de aduanas, ministerio públicos y jefes de todos ellos”,especificó. El primero en conocer fue a José Antonio Rosales. Lo conocí, dijo, en finales del mes de junio de 2007, me lo presentó, Ricardo Flores, capitán de la Policía Federal Preventiva, como el nuevo encargado del aeropuerto de Cancún, Quintana Roo.
“Con él empecé a bajar los aviones cargados de cocaína procedentes de Sudamérica. Quería un regalo de presentación, para asegurar futurasrelaciones de exclusividad con el cártel de los Beltrán Leyva y directamente con Édgar Valdez Villarreal, La Barbie. Se le dijo que escogiera el automóvil que quisiera de la marca y modelo que quisiera. Fue BMW 530, que se compró a la agencia BMW de Apatzingán, Michoacán, de 60 a 65 mil dólares no recuerdo el monto, pero a partir de ahí a este funcionario lo apodamos El Buen Hombre, por su modestia enpedir regalitos”.
A partir de ese momento, Rosales recibió 450 mil dólares por cada avión de coca que llegaba a Cancún. Luego se reclutó a José Luis Soladama Martínez, comandante de la Dirección General de Aeronáutica Civil en esa terminal aérea y quien fue ejecutado en 2007; José Luis Ortiz Navarro, inspector en jefe de la Dirección General de Aeronáutica Civil, y Martín Gómez Soto, oficial deOperaciones de la Dirección General de Aeronáutica Civil. Ellos eran los encargados de todos los aviones que bajamos ahí, comentó el testigo.
Los cárteles autorizados
En mayo de 2007, Jennifer fue presentado con el subdelegado de la PGR en Quinta Roo por uno de sus contactos dentro de la AFI en Cancún. “Era un sujeto de apellidos Vega Romero. Lo conocí en un restaurante bar que se ubica en la...
tracking img