Algo de prometeo encatenado

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (487 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
de la fecunda Tetis, hijas del Océano, cuyo curso
infatigable gira en torno de la vasta Tierra, miradme, contemplad
las cadenas que me tienen clavado en el borde de este abrupto
precipicio, en unaguardia que nadie podría envidiar.
EL CORO:
-Viéndote estoy, Prometeo, y una nube temerosa y cargada de
lágrimas siento que empaña mis ojos cuando contemplo sobre
esta roca tu cuerpo que seconsume en la ignominia de estos
férreos lazos. Nuevos dueños rigen el timón del Olimpo. En
nombre de nuevas leyes, Zeus ejerce un poder, sin límites, y los
que eran poderosos ayer se ven hoyderribados.
PROMETEO:
-¡Ah! Ojalá me hubiese precipitado en lo profundo de la Tierra,
más abajo del acogedor de los muertos, en el impenetrable Tártaro,
sujetándome sin piedad con indestructibles cadenas,para que
ningún dios ni ningún otro ser pudiera gozar con mis males;
mientras que ahora, desdichado de mí, juguete de los vientos,
estoy sufriendo para regocijo de mis enemigos.
EL CORO:
-¿Quédios tendría el corazón tan duro para encontrar aquí alegría?
¿Quién no se sentiría como nosotras, lleno de indignación ante
tus males, fuera de Zeus? Él, cuya alma es insensible, oprime con
su fieracondición a la raza de Urano, y no cejará hasta haber
apaciguado su encono, o hasta que un golpe inesperado le arrebate
ese poder tan difícil de conquistar.
PROMETEO:
-Escuchad ahora lo que osquiero decir: por más ultrajado que
me vea entre estas terribles cadenas, llegará un día en que el señor
de los bienaventurados tendrá necesidad de mí si quiere saber el
nuevo designio que ha dedespojarle de su cetro y de sus honores.
Entonces, os lo juro, ni los sortilegios de las palabras más
persuasivas tendrán poder para vencerme, ni el terror de las más
espantosas amenazas me doblegará.No he de revelarle el secreto,
como antes no me haya librado de estos ásperos hierros y
consienta en pagar la pena de este ultraje.
EL CORO:
-Osado es tu ánimo, en verdad, pues, lejos de ceder a...
tracking img