Algunos problemas de la prueba ilícita. soluciones legales y casuisticas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2094 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Algunos problemas de la prueba ilícita. Soluciones legales y casuísticas

Laura Chaves Lavagni

1- La concepción autoritaria y garantista de la determinación de la verdad. Las normas que regulan la admisibilidad y la forma en que debe recibirse la prueba, son disposiciones que se convierten en garantías para el acusado y se integran al debido proceso. En el caso de la prueba, la forma, siincide en una garantía fundamental, se convierte en un tema sustantivo, con efectos muy claros en el derecho de defensa.
Si bien existe libertad en los medios de prueba, no es posible violentar derechos constitucionales en la adquisición y conocimiento de la prueba. Es en la violación de esas garantías que surge el tema de la ilicitud de la prueba.
La ilicitud es trascendental siempre que laomisión de la forma provoque una violación de derechos fundamentales. Es decir, que no es cualquier violación de éstas la que podría provocar la ilicitud de una prueba.
En el tema de la ilicitud de la prueba se pueden adoptar dos visiones: a- la tesis cercana a la concepción autoritaria del proceso (inquisitivo) que estimaba que si había existido un allanamiento ilegal y se había obtenidoprueba importante, debía admitirse tal prueba, sin perjuicio de la sanción que podía imponerse a los agentes que la habían obtenido mediante un procedimiento ilícito. La admisión de la prueba ilícita le da predominio a los intereses de la colectividad. Si bien es cierto no admiten que el imputado sea torturado para obtener su confesión, algunos admitirían las maniobras engañosas para obtenerelementos de prueba. De esta forma, a través del engaño, el imputado brinda datos que permiten ordenar allanamientos y otras pesquisas, cuyo origen es espurio. Si se considera que tales maniobras engañosas, por no ser tortura, no convierten en ilícita la prueba obtenida, se asumiría, plenamente, el principio inquisitivo extremo, que establece que lo importante es la verdad, a cualquier precio, aunque seaa costa de las garantías fundamentales.
b- Esta concepción se abandona, especialmente, a partir de la doctrina del fruto del árbol envenenado, pues se consideraba que la exclusión de la prueba tenía un efecto de prevención general positiva, al convencer a los agentes estatales, de cualquier nivel, que si actuaban ilícitamente, no obtendrían ningún beneficio. De esta forma se le da prioridad alos derechos individuales, imponiendo, además, límites a la actuación de los funcionarios estatales, ya sean policiales o judiciales. Un agente policial o fiscal inescrupuloso podría ser más reprochable o peligroso que el crimen que persigue. Además, se considera que la determinación de la verdad no es el único valor que debe imperar en el desarrollo del proceso penal. Bajo este supuesto, estrascendental que la verdad se obtenga bajo un marco formal, es decir, que existe un marco formal para obtener la verdad. Los derechos fundamentales del detenido y las limitaciones a la actuación de un poder tan grande como la represión estatal, requieren un marco bien definido que limita la actuación del estado en la determinación de la verdad de los hechos. La verdad no se obtiene a cualquierprecio.

2- La autoridad debe demostrar que su actuación se ajustó al ordenamiento. Un principio muy importante respecto de la prueba, es que es a la autoridad policial y a la acusación, a la que le corresponde demostrar que su actuación se ajustó a las exigencias constitucionales y legales. En algún momento Francisco Dall´anese planteó esta tesis, quizás en una versión extrema, cuando señaló que:“…La confesión extrajudicial bajo violación del debido proceso y al derecho de defensa, implica la presunción de tortura, y solamente puede venir a menos cuando el imputado repuesto en sus derechos, reconoce ante un juez competente el contenido de la confesión. Ese debe ser el complemento del principio “pro hóminen”, que no tenemos consagrado expresamente en una norma de derecho positivo, pero...
tracking img