Alma: cuestion fundamental de la filosofia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1682 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
ALMA: CUESTION FUNDAMENTAL DE LA FILOSOFIA



“El alma es fundamentalmente un principio básico, vital: el principio en sí de la vida.”
Aristóteles


Desde tiempos remotos el hombre se ha interesado casi de forma obsesiva por encontrarse a si mismo y entender científicamente cual es la fuente de vida.
El concepto de alma es tan antiguo quizá del mismo modo que la religión; Sócrates en susabiduría dice que el hombre es constituido por dos realidades: lo visible (el cuerpo) y lo invisible (el alma).

El pensamiento humano y sus ansias de conocimiento, crean conflictos entre lo material y lo divino. De ahí parte la gran representación filosófico-religiosa del alma. Platón en su idealismo innato, dice que “el cuerpo es la cárcel del alma”, hace referencia a lo divino de cadahombre como la máxima liberta y que, para lograrla se debe alimentar la “psique” y dejar de lado lo material. Afirma que el alma es inmaterial y la divide en alma racional (conocimiento), concupiscible (deseos) e irascible (voluntad).
El Mito de la Caverna, al ser estudiado conlleva a que reflexionemos profundamente sobre nuestro sentido de la vida y libertad.

Enfocando nuestra atención enAristóteles, éste dice claramente que “el alma es la que le da vida al cuerpo y se presenta una conexión alma-cuerpo”. Afirma que el alma es fuente de toda vida, por consiguiente animales y plantas están provistos de ella. Mientras que Sócrates y Platón mantenían la idea de que el alma es inmortal y reminiscente; Aristóteles por su parte, plantea que es mortal porque cuerpo y alma no pueden estar porseparado, y en el momento en que se nace empieza a adquirir o percibir experiencia. Dice que el alma es como una hoja en blanco, que a medida que pasa el tiempo toma el conocimiento.


Tantas ideas e hipótesis planteadas a lo largo de la historia de la humanidad e influenciados por la religión conlleva a formular un cuestionamiento: ¿Qué es el alma en realidad? La pregunta podría derivar infinitasrespuestas posibles, dado que cada hombre conforme a su experiencia y parecer, le dará su propia definición, entonces, buscar respuesta a preguntas relativas sigue siendo un desafío, por lo infructuoso que resulta el intentar llegar a un punto de convergencia. Allí es donde emerge la belleza de este tipo de cuestionamientos con implícitas respuestas, que ni la ciencia en medio de su aceleradoavance, ha logrado postular. 

Lo anterior es sustancial para iniciar verdaderamente el tema que aquí se trata de plantear. Aristóteles desde su lado empirista habla claramente que el proceder del hombre es de la naturaleza, pues antes Platón había hablado de que los seres procedían del Mundo de las Ideas. Otra gran diferencia y punto de discusión desde cualquier ámbito, es que tanto para Sócratescomo Platón la vida simplemente se consideraba un “entrenamiento” para la muerte. Profundizando esta idea, se logra tener referencia del famoso Fedon, donde claramente Sócrates habla de la inmortalidad, reencarnación y reminiscencia.
Platón seguía de cerca y compartía aquel planteamiento de su maestro, llegando a complementar tiempo después y dándole mayor fuerza a la idea de que el hombre debíaprepararse para aquel momento sublime en que el alma se desprendía del cuerpo, logrando su libertad.

Ciertamente Aristóteles no congenió con aquellas ideas que parecían tener tanta veracidad, es ahí donde decide iniciar su propia búsqueda un tanto personal sobre lo que de verdad seria el alma. Dejando de lado quizá la religión y tratando de dar una explicación mas científica y apartada delidealismo, la noción de alma en Aristóteles toma direcciones totalmente opuestas a la de sus contemporáneos; explica sin ninguna dificultad aparente que el alma y el cuerpo es una unión perfecta, única y esencialmente natural ya que alma y cuerpo (forma y materia) constituyen la única sustancia natural: el ser viviente.

Por su parte Platón se dejaba guiar por su idealismo, entendía que la unión...
tracking img