Alma de la toga

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1645 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 13 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Ángel Ossorio al hacer éste libro nos quiso hablar un poco de lo que esta pasando con todos los abogados, de la inconciencia que existe, del amor que le han perdido a la abogacía, un tanto para que hagamos conciencia y corrijamos todos esos errores que manchan la reputación del abogado y de la carrera de Derecho.
Que nos dediquemos a ser realmente abogados y no caigamos en lo que algunosabogados han caído, en la corrupción en la falta de ética profesional y más.

QUIEN ES ABOGADO
Ossorio considera que la abogacía no es una consagración académica, sino una concreción profesional. Y dice que nuestro titulo universitario no es de "abogado", sino de "licenciado en derecho". Y que para poder ejercer la profesión de "abogado". Debe dedicar su vida a dar consejos jurídicos y pedir justiciaen los tribunales. Y quien no haga esto será todo lo licenciado que quiera pero abogado no.
En su conclusión, el abogado es, el que ejerce permanentemente la Abogacía. Los demás serán solamente licenciados en derecho, pero nada más.
QUIÉN ES EL ABOGADO
Nuestro titulo universitario no es de “abogado”, sino de “licenciado en derecho, que autoriza para ejercer la profesión de abogado”.
Laformación cultural es absolutamente distinta de la profesional. En las profesiones la ciencia es solo un ingrediente mas; ya que junto a el operan la conciencia, el ámbito, la educación, el engranaje de la vida, el ojo clínico, etc; los cuales integran a un hombre, que por su oficios se va a distinguir de los demás.
El asesoramiento y la defensa, van dejando en el juicio y en el proceder unas modalidadesque imprimen carácter. Es por esto que se dice que el olvido de la conveniencia y de la comodidad personales se anteponen al interés de quien a nosotros se confía.
Ya que nuestra misión se expresa por medio del arte; depende mucho de el fomento de la paciencia sin mansedumbre para con el cliente, el respeto sin humillación para con el tribunal, de la cordialidad sin extremos amistosos para conlos compañeros, de la firmeza sin amor propio para el pensamiento de uno, de la consideración sin debilidades para el de los demás.
En el abogado la rectitud de la conciencia es mil veces más importante que el tesoro de los conocimientos. Los abogados se hacen, no con el titulo de licenciado, sino con las disposiciones psicológicas, adquiridas a lo largo de la vida.
En conclusión el abogado es elque ejerce permanentemente la abogacía. Los demás serán licenciados en Derecho, muy estimables, muy respetables, muy considerables; pero desafortunadamente   solo licenciados en Derecho y nada mas.

LA MORAL DEL ABOGADO
En la moral del abogado de lo que Ossorio nos habla es del criterio que debe tener un abogado. Y comienza: La abogacía no se cimienta en la lucidez del ingenio, sino en larectitud de la conciencia. Malo será que erremos y defendamos como moral lo que no es; pero si nos hemos equivocado de buena fe, podemos estar tranquilos. Cita las palabras del novelista Collete Iver. "Nuestro oficio ¿es hacer triunfar a la justicia o a nuestro cliente? ¿Iluminamos al Tribunal o procuramos cegarle?
Cuando un abogado acepta una defensa, es porque estima - aunque sea equivocadamente-que la pretensión de su tutelado es justa, y en tal caso al triunfar el cliente triunfa la justicia, y nuestra obra no va encaminada a cegar sino a iluminar.
También da unos consejos a los abogados. Hay que ser refractario al alboroto. Soportar la amargura de una censura caprichosa e injusta, es carga añeja a los honores profesionales. Debajo de la toga hay que llevar la coraza.
Abogado quesucumba al que dirán debe tener su hoja de servicios manchada con la nota de cobardía. No digo que el juicio público no sea digno de atención. Lo que quiero decir es que después de adoptada una resolución, vacilar ni retroceder por miedo a la critica, que es un monstruo de cien cabezas irresponsables y faltas de sindéresis.
Cuando se ha marcado la línea del deber hay que cumplirla a todo trance. El...
tracking img