Alma negra

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (896 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Que nadie se llame a error: “Alma negra” no es sino la gran obra maestra de Joseph Conrad, “El corazón de las tinieblas”; el título, eso sí, adaptado libremente al castellano (y al que se le puedenponer no pocas objeciones) por Juan Luis Romero Peche. He dicho bien: obra maestra, aunque para gustos siempre existan los colores… afortunadamente.
Obra maestra como pocas, además: por su lenguaje,por sus personajes, por sus descripciones y por toda esa atmósfera que recorre las páginas, anegando el relato con oscuridad y bruma. Muchas cosas se han dicho de “El corazón de las tinieblas”, pero lafundamental es la capacidad de (re)crear sensaciones en el lector: de insuflarle desazón, miedo, angustia, y que todo ello sea tan real como la vida misma.
El relato de ese Marlow al que apenas sedescribe («…las mejillas hundidas, un aspecto cetrino, la espalda tiesa, un aire ascético…») es de una viveza extraordinaria, que refleja de una forma magistral la emoción y dinamismo de las clásicasnarraciones orales, si bien enriquecida ésta con el magnífico lenguaje de Conrad. No hay más que coger un extracto al azar de sus descripciones:
Cuando amaneció, había una niebla blanca, pegajosa,caliente, que dejaba ver menos que la oscuridad nocturna. No se movía; seguía allí, cercando como algo sólido. Sobre las ocho, o quizás cerca de las nueve, se levantó como una persiana. Se pudo ver porun momento la impresionante multitud altiva de los árboles, la inmensa jungla entretejida, y la bolita ardiente del sol flotando encima. Todo absolutamente quieto. Y luego bajaron otra vez la persianablanca, como deslizándola por raíles bien engrasados.
El viaje de Marlow, que comienza como una especie de operación de rescate, termina por descubrirse como un descenso al infierno del alma humana:a nuestros íntimos apetitos y miedos. El jefe de estación Kurtz es una encarnación suprema de esos horrores que todos llevamos dentro, que el simple hecho de existir nos ha insuflado y de los que no...
tracking img