Almas incorporeas y cuerpos desalmados

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1246 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 22 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
“Almas incorpóreas y cuerpos desalmados”

Cada sociedad esboza un saber singular sobre el cuerpo. El cuerpo es una construcción simbólica, no una realidad en sí mismo. Muchas sociedades no distinguen entre el hombre y el cuerpo como lo hace el modo dualista occidental.

El cuerpo es un valor en la cultura occidental. El cuerpo está siempre en primer plano. Obsesión por la forma,por el bienestar, por la juventud, gimnasia, dietas.
Pero este cuerpo, está disociado a causa de la herencia dualista. ¿Cuál es esta herencia dualista?

Descartes inaugura una idea de cuerpo y con ella, de hombre. Tiene una concepción dualista del hombre. El hombre está compuesto por dos sustancias, cuerpo y alma.

Descartes pretendía fundar una medicina científica. Esta medicina,tenía que aplicarse sobre un cuerpo perfectamente claro y distinto. Éste no podía ser el cuerpo de Aristóteles.

Para Aristóteles los seres animados poseen un alma que los anima, que les da vida.

Descartes rechaza esta concepción. Admitir que los hombres estén vivos, sería admitir que hay en ellos el ánima (alma) que los anima, algo inalcanzable para la lupa del anatomista. Estecuerpo incognoscible y misterioso no puede ser el fundamento de una medicina científica. El cuerpo es una máquina de carne y huesos, extremadamente compleja, pero no viviente.

Pero el hombre piensa, es decir, que está dotado además de vida psíquica. Ésta ya no es una actividad de la máquina. El alma tiene su propia naturaleza y legalidad.

El cuerpo se libera así del alma y sepresenta ante el médico como un objeto claro y distinto, el mismo del que se ocupa el veterinario. El alma se libera del cuerpo y se convierte en tema de psicología, no como ciencia natural sino como ciencia del espíritu.

En consecuencia, no nos encontramos con hombres sino con almas incorpóreas y cuerpos desalmados.

Esta es la herencia dualista. El cuerpo está disociado. La versiónmoderna del dualismo opone el hombre al cuerpo y no el alma o el pensamiento a un cuerpo. Y en esta concepción, se apoya la medicina clásica. Cuando la medicina clásica cura, se interesa por el cuerpo, por la enfermedad y no por el enfermo. Es la medicina de la “máquina humana”, no la del hombre. La enfermedad es un deterioro en la maquinaria. El médico se encargará de reparar o reemplazar lapieza defectuosa. Cuando de nuevo la máquina funcione bien la salud se habrá recuperado.

Para curar mejor se deshumaniza la enfermedad. El enfermo no es el heredero de la historia singular de un hombre, sino la falla de una función o un órgano indiferente al hombre. La enfermedad no le pertenece.

El diagnóstico por imágenes profundiza este dualismo cuerpo-hombre. El cuerpo estásaturado de miradas analíticas que provienen de aparatos. El diagnóstico del médico se basa más en criterios cuantitativos que en una apreciación personal.

Debido a ese parcelamiento del hombre, la medicina se enfrenta hoy a un retorno de lo reprimido: el hombre (pacientes en estado vegetativo crónico durante meses o años, pacientes mantenidos vivos por medio de aparatos con los que no se sabeque hacer, terapias que a veces mutilan, etc.).

La medicina moderna está en crisis. Es cuestionada por su iatrogenia, por su naturaleza “agresiva”, por la pasividad en la que hunde a los pacientes. Delega poderes en técnicas que fragmentan el cuerpo y no dicen nada del enfermo. El análisis de la información reemplaza al tratamiento del enfermo, en lugar de constituir una etapa. Elrecurso masivo a las medicinas “blandas” es una crítica en acto que proviene de usuarios que buscan una relación mas personalizada con el médico. Son medicinas que, más allá de las técnicas que utilizan, se esfuerzan por ir más allá del dualismo para considerar al hombre en su unidad indisoluble.

Debido a esta disociación entre el hombre y el cuerpo... el cuerpo ha pasado a ser objeto de un...
tracking img