Aloma

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (391 palabras )
  • Descarga(s) : 9
  • Publicado : 13 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El príncipe azul murió hace muchos años, se casó con la princesa más hermosa del reino, vivieron felices y comieron perdices. Tuvieron hijos tan maravillosos como ellos, experimentaron todo lo queestar juntos conllevaba y sí…un día, el hombre que parecía inmortal, tan robusto y guapo, murió. Y por supuesto la princesa también.
¿Para qué tanto miedo y tanta incerteza?
En mi caso, la realidades tan simple como aceptar que tantas emociones juntas acaban por explotarte en la cara. Sinceramente, no hay salida. Es como un bucle que se repite incansablemente, empieza y sin saber cómo, termina.Pero vuelve a empezar. Ni si quiera me ha dado tiempo a asimilarlo, tantas conclusiones juntas me hacen convencerme a mi misma de que realmente lo que quema es la obsesión, y cuando la pasióntermina…se acabó el amor. Una adicción interminable y, ahora afirmo, todas las adicciones son malas, todo límite es malo, de alguna manera puede con tu mente, la adicción te manipula y cuando quieres dartecuenta estás hasta el cuello, metida hasta el fondo. ¿Y salir? Hay gente que lo consigue, enhorabuena, son verdaderos luchadores.
Por otro lado, y me incluyo, está la gente que no sale. ¿Si hasaguantado tanto, porque no más? Esa es la ley del adicto. En realidad es irónico, la mayoría de las veces, por no decir todas, ni siquiera se opone resistencia, voluntariamente decidimos que por probarno pasa nada. Pero cada uno es libre de hacer con su corazón lo que le plazca, aunque casi es mejor plantearse qué pierdes y qué ganas, ya que existen precios a los que la gente adicta debería negarsea pagar, pero ya se sabe, una adicción es una adicción.
Una cosa está clara: por más que duela, por más que cueste, por más que no se entienda, por más que pagar no sea suficiente… hay adicciones alas que merece la pena engancharse. Y una advertencia: no os destrocéis a vosotros mismos, no seáis tontos, no hagáis como yo. Si algún día llega el momento de desengancharse, hacedlo sin más, no...
tracking img