Alquimia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 17 (4112 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
El Himno Nacional Mexicano:
Señal de Identidad Compartida que desde el Amor postula la Paz.
Por Francisco Prieto.
(conferencia dictada en el Salón “Legisladores de la República el día 7 de septiembre de2004)

Conmemoramos ciento cincuenta años de que el Himno Nacional fuera cantado por primera vez, en el Teatro Santa Anna, el jefe del Estado y para conmemorar un aniversario más de laIndependencia. Era el 15 de septiembre de 1854. Un año antes, el 12 de noviembre de 1853, Don Miguel Lerdo de Tejada, el real animador del proyecto, a la sazón Oficial Mayor del Ministerio de Fomento, Colonización, Industria y Comercio había firmado en el Diario Oficial la convocatoria siguiente: “Deseando el señor Presidente que haya un canto verdaderamente patriótico que adoptado por el SupremoGobierno sea constantemente el Himno Nacional, ha tenido a bien acordar que, por este Ministerio, se convoque a un certamen ofreciendo un premio, según su mérito, a la mejor composición poética que sirva al objeto y que ha de ser calificada por una junta de literatos nombrada para este caso. En consecuencia, todos los que aspiren a tal premio remitirán sus composiciones a este Ministerio en el término deveinte días contados desde la primera publicación de esta convocatoria, debiendo ser aquéllas anónimas pero con un epígrafe que corresponda a un pliego cerrado con el que se ha de acompañar y en el que constará el nombre de su autor... Otro premio se destina, en los mismos términos, a la composición musical para dicho Himno extendiéndose, en consecuencia, esta convocatoria a los profesores deeste arte y advirtiéndose que el término para éstos es de un mes después del día en que se publique oficialmente cuál haya sido la adoptada para que a ella se arregle la música”. Miguel Lerdo de Tejada, quien sería el autor de la Ley de Desamortización de Fincas rústicas y urbanas cuando era Ministro de Hacienda del presidente Benito Juárez, había viajado con la Comisión que en 1853 visitó Cartagenapara llamar a Antonio López de Santa Anna a retomar el poder en México. Era necesario un hombre carismático para sacar al país del marasmo en el que se encontraba y Lerdo, seguramente, consideró que era posible controlar al Caudillo. Este, mordido por un afán insano de poder, era igualmente sensible a las mujeres y al juego; no era, por tanto, insensato considerar que se le podía controlar. Decualquier manera, los hombres de

aquella Comisión apostaron y perdieron movidos por los catastróficos hechos recientes: 1. En 1845, Texas había sido anexado por los Estados Unidos; 2. En 1846 se inicia la guerra México-Estados Unidos y en 1847 entran los norteamericanos en la Ciudad de México; 3. El 2 de febrero de 1848, mediante el Tratado de Guadalupe-Hidalgo, el país es despojado por quincemillones de pesos de Nuevo México y la Alta California; Quién le iba a decir a los hombres que pusieron a Santa Anna en el poder, en la que sería su última vez en la Presidencia, que faltaba aun la venta del sur de Arizona. Nunca pudo haberlo supuesto don Miguel Lerdo de Tejada, de quien don Luis González ha escrito que era poseedor de un raciocinio de acero y de quien da constancia, además, eleximio historiador de que era inclinado al estudio de la Historia y la Economía. Pero Santa Anna era, en efecto, el Seductor de la Patria y lo que Lerdo tenía en mente era la necesidad de ilusión, de inspiración, de reencuentro con el sentido ético en la mayoría de los mexicanos. La búsqueda de un himno para México significaba encontrar un vínculo que de modo inmediato uniera a los mexicanos en tornoa un valor que los trascendiera a cada uno, como en el plano religioso y más allá de particularidades regionales o étnicas lo lograra Tonantzin-Guadalupe. Y no estaba de más pues, a diferencia de la simbología religiosa, ésta, nueva y laica, debía mover a la acción, criticar desde la raíz todo quietismo, por tanto, el sentido fatal de la resignación. Ahora bien, los himnos nacionales han...
tracking img